Ultimas Noticias

Nuevas amenazas al cese al fuego unilateral - Asalto del Ejército deja dos guerrilleras muertas

Nuevas amenazas al cese al fuego unilateral - Asalto del Ejército deja dos guerrilleras muertas

" Desde el Frente 36 información de comandos especiales que penetran de forma oculta....dos guerrilleras fallecieron una fue capturada y un guerrillero resultó herido.." divulgan desde la Habana, epicentro de Paz del continente......

Operación Orión: Crímenes estatales de lesa humanidad.

Operación Orión: Crímenes estatales de lesa humanidad.

29 de julio del 2015 "Víctimas de La Escombrera son héroes anónimos de la patria nueva" La Habana, Cuba – A la entrada del Palacio de Convenciones, el comandante Jesús Santrich habló de la Operación Orión, calificándola como "gr...

El sentido político del debate electoral.

Por Nelson Lombana Silva (Ibagué, julio 29 de 2015) El debate electoral de mitaca entra en la recta final. Serán tres meses de intensa actividad pro...

UP Norte de Santander exige al Gobierno desescalar su guerra económica y social contra el pueblo en el Catatumbo.

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA  La Unión Patriótica, partito político, comprometido con la búsqueda de la paz con justicia social y las justas ...

Santos con varios discursos en referencia a la Paz

Joaquín Pérez / "Desconciertan" los discursos del presidente. A los militares una cosa, a Uribe zalamería y a los inversionistas tranquilos pueden seg...

La práctica paramilitar no es del pasado

Escrito por Marcoleón Calarcá/ Marco León Calarcá, Integrante del Estado Mayor Central de las FARC-EP !! Siempre es 26 A los caídos en los asaltos a l...

Uribe Vélez temeroso de que se firme la paz con Santos

La firma del Acuerdo Final, implica que todos los que han patrocinado el Terrorismo de Estado, dentro y fuera de Colombia, se verán obligados a contar...

Digamos que JMSantos "actua de buena fe" en suspender tirarle bombas a la guerrilla

Joaquín Pérez /  Con beneficio de inventario para no caer en falsas expectativas. Este presidente colombiano se ha caracterizado por sus jugadas nada ...

Opinión

El sentido político del debate electoral.

El sentido político del debate electoral.

Por Nelson Lombana Silva (Ibagué, julio 29 de 2015) El debate electoral de mitaca entra en la recta final. Serán tres meses de i...

¿porque tapan las acciones terroristas de los Uribeños?

Por: Miguel Suárez (2015-07-16). Dos bombas explotaron el jueves 2 de julio en Bogotá, en las sedes del fondo de Pensiones y cesantías Porvenir, de Luis Carlos Sarmiento Angulo, en lo que algunos llaman el corazón financiero de Bo...

La paz no debe tener plazos. La oligarquía acostumbrada a poner "fechas y precios"

Joaquín Pérez/  El problema fundamental radica en que el pueblo colombiano no confía para nada en la oligarquía que hoy representa el sr Juan Manuel Santos.A lo anterior debemos agregarle la falta de interés del presidente y sus m...

Colombia

Uribe Vélez temeroso de que se firme la paz con Santos

La firma del Acuerdo Final, implica que todos los que han patrocinado el Terrorismo de Estado, dentro y fuera de Colombia, se verán obligados a contarle a todos los colombianos la verdad sobre sus delitos y repararlas. En este caso, el sr Uribe es el más afectado por su filiación descarada y abierta al narco paramilitarismo. Hay  suficiente material probatorio para que la Fiscalía General de la Nación proceda contra este hoy senador del "Centro Demorático". O sino en el marco de los diálogos de la Habana, diga la verdad en consecuencia, reparando con su fortuna a las víctimas en su larga carrera delictiva.A Santos le debe importar un 'pito lo que diga o no diga' el senador Uribe. Sencillamente porque el apoyó al sr Zuluaga y dejó claro en el programa de su titere, los imposibles a una guerrilla sentada en igualdad de condiciones con su par, seguramente, la Mesa de la Habana, sería un recuerdo más frustrado. Pero perdió "Zurriaga", sin embargo su intransigencia día a día  la exhibe en sus trinos y en sus apariciones desesperadas  en la massmedia para sabotear los diálogos e impedir el avance en el punto que más lo afecta. Consciente de que en el punto V de Víctimas va a ser el más perjudicado. De facto es así. Es pertinente que la presidencia unifique sus declaraciones con De La Calle, al senador del Centro 'Democrático' no se le puede dar papaya.

"Uribe Vélez es el que debería estar más preocupado de que este modelo de verdad salga adelante" Enrique Santiago para Semana.com

A Enrique Santiago se le conoce en España de dos maneras. Una como dirigente político del Partido Comunista y de Izquierda Unida, y otra como abogado del pueblo en causas tan sonadas como el caso Bárcenas, y en litigios de derechos humanos, algunos de ellos al lado de Baltasar Garzón. Desde hace un año se convirtió en el asesor jurídico de las FARC para la Mesa de Conversaciones de La Habana, por invitación y auspicio del gobierno noruego. Actualmente hace parte de la subcomisión jurídica, junto al reconocido político conservador Álvaro Leyva y al abogado defensor de derechos humanos Diego Martínez. Su visión de la justicia transicional y los dilemas que se tratan de resolver en Cuba permite ver qué tanto castigo está dispuesta a aceptar la guerrilla, y cuáles fórmulas de acuerdo hay en discusión.SEMANA: ¿Entienden las FARC que hoy los procesos de paz requieren una dosis de justicia?Enrique Santiago: Las FARC entienden perfectamente el derecho internacional. Prueba de ello es que se han aprobado medidas concretas como la Comisión de Verdad, con estándares muy altos.SEMANA: ¿Aceptan que podrían ir a un tribunal?E.S.: Si este proceso de paz se plantea como el escenario para juzgar a una de las partes, por supuesto que lo van a rechazar. Esa no es una alternativa porque esto no es una derrota ni una rendición.SEMANA: Habrá alguna dosis de impunidad…E.S.: En Colombia hay impunidad pero no son las FARC las que han disfrutado de ella. Ese es un gran equívoco. Según el informe preliminar de la Corte Penal Internacional, el Estado colombiano ha perseguido a las guerrillas. Son miles de guerrilleros condenados, miles de encarcelados, miles de abatidos.SEMANA: ¿Entonces dónde está la impunidad? ¿En las Fuerzas Armadas?E.S.: Tampoco. En casos como los falsos positivos se está avanzando, hay multitud de militares detenidos, por supuesto más tropa que altos oficiales pero no hay absoluta impunidad. Los grandes nichos de impunidad están en los instigadores del paramilitarismo, por un lado, y los grupos políticos que están detrás de las actuaciones del Estado, por el otro.SEMANA: Explíquese.E.S.: ¿Dónde acaba la cadena de mando del Estado en una dictadura? A lo mejor en el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. Pero en una democracia acaba en el palacio presidencial y en el consejo de ministros, y eso está plenamente establecido por la jurisprudencia internacional.SEMANA: ¿Es decir que las FARC quieren que ministros y presidentes se sienten en el banquillo?E.S.: Desde el punto de vista jurídico, los máximos responsables de los crímenes cometidos durante el conflicto no son únicamente quienes han empuñado las armas. Está claro quiénes son los máximos responsables de la insurgencia. Pero ¿quiénes son los máximos responsables del Estado? Para la justicia internacional no hay inmunidad de ningún cargo político.SEMANA: ¿Quién establece quiénes son estos máximos responsables?E.S.: Lo tenía que haber establecido la Fiscalía. Pero no lo ha hecho. ¿Cómo es posible que haya solo una sentencia, una, sobre financiación del paramilitarismo? En un país donde ganaderos, gremios y empresarios han instigado, organizado, financiado el paramilitarismo para cometer crímenes de lesa humanidad.SEMANA: ¿La Fiscalía no ha hecho su parte?E.S.: La Fiscalía creó una unidad de contexto sobre los delitos de las FARC y tiene documentados más de 50.000 crímenes y hay 800 funcionarios trabajando en eso. Pero la propia Fiscalía reconoce que no hay una unidad de contexto para los casos de crímenes de Estado ni del paramilitarismo. ¿No es eso un trabajo unidireccional?SEMANA: Bueno, pero ha habido todo un proceso de Justicia y Paz…E.S.: Del que apenas hay 33 sentencias a pesar de que hubo 37.000 desmovilizados. Y esas sentencias afectan exclusivamente a combatientes. Eso es un engaño.SEMANA: ¿Aspiran las FARC a una amnistía?E.S.: Las FARC no están pidiendo una amnistía general, pero sí una amnistía amplia para los delitos políticos y conexos, que se definirán en su momento. Ahora, todos en La Habana son muy conscientes de que los crímenes internacionales no están cubiertos por ninguna amnistía. Y que se necesita un mecanismo extrajudicial que garantice la verdad sobre estos hechos, y que se impongan sanciones con contenido reparador y restaurador. Eso tiene efecto de cosa juzgada en cualquier sistema jurídico.SEMANA: ¿Para esos delitos fue que se creó el Marco Jurídico para la Paz?E.S.: Creo que las FARC nunca aceptarán ese marco porque a pesar de que fue pensado con buena intención tiene dos problemas: el primero es que lo creó de manera unilateral una de la partes, sin contar con la otra. Y el segundo, más grave, es que inhabilita para participar en política a quienes resulten condenados por crímenes de lesa humanidad o de graves de guerra. Cuando los miembros de una organización como las FARC han pasado 50 años en armas y deciden abandonarlas, lo único que no se les puede prohibir es que participen en política. Eso no tiene ningún sentido ni está contemplado en el derecho internacional.SEMANA: Y eso afecta directamente al secretariado de las FARC…E.S.: Póngase en los zapatos de los nueve comandantes guerrilleros si quedan excluidos de la participación en política. Eso es una mala estrategia, un error, y un obstáculo muy serio que el Estado tendrá que resolver.SEMANA: ¿Cuál sería entonces el modelo de justicia en versión de las FARC?E.S.: La insurgencia entiende que el Estado debe cumplir con su obligación de investigar y esclarecer; de perseguir y sancionar. El asunto es que hay muchas formas de cumplir con estas obligaciones. La Constitución colombiana establece en su artículo 66 transitorio un instrumento extrajudicial de investigación y sanción. En derecho, cuando la sanción se cumple, se extingue la responsabilidad penal.SEMANA: ¿Cómo sería ese mecanismo extrajudicial?E.S.: Hay que diseñarlo. Pero puede ser una sala dentro de la Comisión de la Verdad, o por fuera de ella, donde a cambio de una verdad completa, exhaustiva y detallada se acuerden sanciones que reparen y restituyan a las víctimas. Y habrá que crear un tribunal de cierre que ratifique las sanciones que se impongan desde esta instancia extrajudicial. Este tribunal también tendrá que juzgar a quienes no quieran ofrecer verdad completa y exhaustiva, e imponerles las penas que el sistema ordinario establezca.SEMANA: ¿Qué tipo de penas tendrían entonces los máximos responsables?E.S.: Penas alternativas para quienes estén dispuestos a dar verdad, no dar repetición y a reparar.SEMANA: Pero la fiscal de la Corte Penal Internacional dijo que algo de privación de la libertad debe haber…E.S.: Si el Estado cumple su obligación de justicia, no hay ninguna norma en el derecho penal internacional que diga que deba haber privación de la libertad. Creer que la única sanción que equilibra el daño causado es la cárcel, es un concepto medieval.SEMANA: El presidente, el procurador, los ministros y hasta el fiscal coinciden con la idea de que haya algo de privación de la libertad…E.S.: Si alguna autoridad del país cree que debe haber pena de prisión, me imagino que lo estará pensando para todo el mundo y no solo para las FARC. Por tanto tendrán que dirigirse a aquellos a los que la justicia no ha perseguido.SEMANA: En la Colombia de hoy no es viable que un presidente termine en un tribunal junto a las FARC.E.S.: Esa ya es una consideración política y lo mío es lo jurídico, y en ese terreno está claro que la cúspide de la cadena de mando alcanza a ministros, presidentes y a toda la cadena política.SEMANA: ¿Lo que quieren las FARC es un trato simétrico con el Estado?E.S.: Las FARC no buscan una simetría absoluta. No están diciendo que si Timochenko va a la cárcel, Santos vaya también. Están diciendo que si los máximos responsables de la guerrilla van a la cárcel, los del Estado también deben ir. Buscan más equilibrio y equidad en la resolución del conflicto. Porque la insurgencia no es la más responsable de los crímenes de este país, ni de lejos.SEMANA: ¿Tendremos acuerdo sobre justicia en cuatro meses?E.S.: Perfectamente puede estar cerrado en cuatro meses siempre y cuando no haya posiciones maximalistas como que unos van a la cárcel y los otros no. Si la posición es todos vamos a la cárcel, las FARC no tendrán problema.SEMANA: Pero la sociedad colombiana es maximalista…E.S.: La sociedad colombiana lo que está demandando es que no haya impunidad. El Estado debe cumplir su obligación de investigar, perseguir y sancionar, y sobre eso ya hay acuerdo. Ahora, el Estado tiene que garantizar que no va a haber repetición de esos hechos.SEMANA: El expresidente Uribe, como jefe de la oposición, tampoco dejaría pasar una fórmula de cero cárcel…E.S.: De todos los presidentes, Uribe es el que debería estar más preocupado de que este modelo de verdad salga adelante. Insiste mucho en la prisión pero él es el que tiene más papeletas. En España tiene un proceso penal abierto y en condición de imputado.

Mundo

5 millones de colombianos han huido hacia Venezuela

Sabemos que Semana, El Tiempo, El Espectador, Caracol, RCN (por nombrar algunos) mantienen una incesante campaña mediática desde Colombia contra Venezuela y la Revolución Bolivariana. La matriz derrocha tinta y baba cotidianamente contra el país mientras hace caso omiso de los problemas internos colombianos (que, por fuerza, se han impuesto por actores foráneos). Atacan a Venezuela Bolivariana en detrimento de los intereses del pueblo colombiano. Sin embargo, los dardos esta vez han sido devueltos por el presidente Nicolás Maduro, no para socavar la herida de la gente que siente el yugo del neoliberalismo sobre su hombro, sino para frentear a la oligarquía mediática en un debate que el propio Maduro puso sobre la mesa. En la noche del domingo 22 de febrero, el presidente Maduro tuiteó cifras sobre los emigrantes colombiana en Venezuela. La cantidad ronda los 5 millones de neogranadinos, de los cuales 800.000 emigraron en 2014. Añadió que en 2013 ingresaron a Venezuela 189.000; en 2014, otros 144.000; mientras que en enero de 2015 arribaron 12.000 al país. Cifras que el Instituto Nacional de Estadística (INE) no ofrece. Para culminar, Maduro concedió “muchas más cifras de la verdad. Cifras oficiales de Colombia señalan que emigraron a USA (Estados Unidos) 1.600.000 y a España 1.200.000 ¿Por qué será?”. La violencia: procurador general de la emigración colombiana La historia colombiana ofrece los primeros datos: desde 1948, la violencia en el hermano país ha minado en el cuerpo social como el cáncer en la sangre humana. Con el llamado Bogotazo empezó una época denominada por los académicos como La Violencia, que determinó el desplazamiento de más de dos millones de colombianos en un país que alcanzaba a tener una población total de 11 millones de habitantes. Rafael Rueda Bedoya, en su ensayo “El desplazamiento forzado y la pacificación del país”, identifica tres oleadas de emigración forzada por desplazamiento del conflicto bélico que ha arreciado en Colombia. “Los desplazados de países como Ruanda, Burundi y Zaire, que viven en medio de guerras civiles, limpiezas étnicas y golpes de Estado, suman 900.000: prácticamente Colombia duplica esta trágica cifra)”, dice Rueda Bedoya. En este momento, el hermano país, según cifras del Centro de Monitoreo del Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés), no sólo es el que cuenta con más emigrantes en la región sino con más desplazados en el mundo con un estimado de 4.9 y 5.9 millones. La Asociación Civil Colombianos y Colombianas en Venezuela maneja otra cifra: los desplazados llegan a la cantidad de 8.300.000. Dice Juan Carlos Tanus, investigador de la institución, que el Gobierno de su país no se sincera con esta realidad “por razones políticas”. A esto hay que agregarle agentes y factores como el paramilitarismo, el ejército, el conflicto con las guerrillas revolucionarias y la emigración económica: el colombiano que busca cierto bienestar que el Estado de su nación le niega por transar en las últimas décadas 11 Tratados de Libre Comercio con los poderes hegemónicos del Norte. La violencia no sólo se manifiesta cotidianamente a punta de cañón, sino en la economía y el trabajo del colombiano de a pie. Factores de la migración, destino Venezuela Félix de Alcázar, presidente de la organización antes mencionada, refiere cuatro factores fundamentales que devienen del relato de la violencia histórica para entender la migración colombiana: -Económico: el sueldo básico de un trabajador promedio (de 644.000 pesos por mes) no alcanza para sostenerse a sí mismo ni a su familia debido a la alta tasa de inflación y el alto costo de los bienes y servicios. En Venezuela, por el contrario, dice de Alcázar, “se le defienden sus derechos laborales al trabajador con cestatickets, seguro social y médico, además de las pensiones y jubilaciones; se le explota menos que en un país neoliberal como Colombia”. -Político: Tanus alega que en Colombia “el Estado no se preocupa por que la gente viva con todos los derechos básicos del ciudadano; en Venezuela sí hay un Estado de derecho constituido por una revolución”. -Social: “El problema social deriva directamente del político, porque quien no tiene para comer es porque no consigue trabajo o no le alcanza el dinero. Y aquí el colombiano, sea por vía ilegal como el contrabando, por vía comercial o por otras, consigue incluso triplicar el sueldo mínimo de acá”, declara el presidente de la organización. -Judicial: la violencia en Colombia goza de impunidad debido a las instituciones signadas bajo el influjo narcoparaco que las sostiene. Los poderes judiciales no amparan al campesino que se cruza entre las balas ni al proletario empobrecido hasta la pauperización que duerme en las plazas públicas de Bogotá. El tema de derechos humanos en el hermano país, además, tiene eslabones perdidos. Tanus, exiliado político en Venezuela Bolivariana, víctima de dos intentos de asesinato cuando residía en su país (1993 y 1996), sabe de eso. Como trágica cereza sobre el pastel, para el año 2008, aproximadamente 230 colombianos cruzaban diariamente la frontera hasta suelo venezolano. Para este año se calculan alrededor de 300, según datos recogidos por la asociación. Algunos cruzan de forma legal, otros “por caminos verdes, atravesando ríos”, refiere Tanus. Metodología para la investigación Gustavo Rodríguez, quien es el responsable de la organización en el estado Lara, dice que “tenemos años recorriendo el país para suministrarnos de información. Los colombianos que están aquí convergen entre cuatro identificaciones, o no identificaciones: los irregulares, los que transitan la frontera diariamente, los que están incluso nacionalizados, y los que nacieron acá de padres colombianos”. Desde la asociación creen que los parámetros para medir en estadística a los emigrados desde Colombia no toman en cuenta sino el factor de vivienda: “Faltan otras medidas como la situación económica, la ilegalidad de nuestros compatriotas, en qué área de producción trabajan, incluso la situación de emigración en que llegan a este país”, recalca Rodríguez. Tendría razón, porque como acota Tanus: “El origen de la migración colombiana es rural debido a la violencia”, cuestión que se silencia en el relato de la oligarquía colombiana. Y resalta que “nosotros hemos hecho un esfuerzo grande por recabar esta información que el compañero Maduro tiene”. En este caso, la metodología para la cuantificación, la Asociación Civil Colombianos y Colombianas en Venezuela ha hecho un trabajo de hormiga, ya que las fuentes oficiales no ofrecen esta rigurosidad. Las decenas de cajas llenas de archivos, encuestas y papeles de todo tipo y color (en proceso de digitalización) demuestran su testimonio. Reconocimientos y desconocimientos Las cifras que lanzó el presidente Maduro coinciden plenamente con los indicadores investigados por la Asociación Civil Colombianos y Colombianas en Venezuela. Mas estas cifras no se conocen oficialmente sino por medio del presidente, del cual varios medios se han hecho eco. El trabajo de esta institución consiste no sólo en dar a conocer datos y estadísticas sobre la realidad de sus compatriotas en suelo venezolano, sino también darle un signo político: “Que el colombiano conozca las causas y los factores fundamentales de su emigración” para así poder pensar a Colombia “desde otra realidad que no fuera la de la violencia sino desde el bienestar”, dice Tanus. Un dato que destaca desde la asociación civil son las declaraciones de Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, cuando entregaron a la justicia venezolana al naziconspirador Lorent Gómez Saleh. Dijo que “las buenas relaciones (entre Venezuela y Colombia) son en beneficio de ambos países en particular de más de 4 millones de colombianos que viven en territorio venezolano”, lo que significa que el primer mandatario colombiano reconoce “de alguna forma”, dice Tanus, el problema de la migración. Según de Alcázar, la apertura política que significaría una negociación sensata entre el gobierno de Santos y las guerrillas traería, en cuanto al cese de la violencia, un buen augurio para que la sociedad colombiana asumiera el debate de la migración y, por ende, “la de todos los renglones del país”, además de “garantías electorales” para que un frente distinto llegue al palacio Nariño. Este sería el escenario adecuado, como refieren los de la organización de colombianos en Venezuela, para regresar a casa. RNV

PCPE sobre la situación en Colombia.

Ante el pronunciamiento realizado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo anunciando un nuevo cese unilateral del fuego, el Partido Comunista de los Pueblos de España saluda esta nueva iniciativa encaminada a sentar las bases para una paz duradera basada en la superación definitiva de las causas que han originado este conflicto armado por más de 50 años. Al cese unilateral, el sexto en estos dos años de conversaciones, debe unirse también el cese de hostilidades por parte del Estado colombiano. No es posible destensar el conflicto armada si ambas partes no asumen la necesidad de suspensión del fuego, en este sentido consideramos muy positivo el anuncio por parte del Estado colombiano del inicio de un desescalamiento que termine en un cese al fuego por parte de las fuerzas armadas y policía colombianas. Las conversaciones entre la insurgencia y el Estado colombiano atraviesan momentos difíciles, justo en el momento en el que se debe abordar con valentía la cuestión de las víctimas del conflicto. Sin reconocimiento y reparación de los crímenes del estado colombiano contra su pueblo no puede existir paz. El PCPE expresa nuevamente su solidaridad con el pueblo colombiano, con sus trabajadores y trabajadoras que tanto han sufrido el paramilitarismo y la violencia del aparato estatal, causando cientos de miles de muertes, desapariciones y desplazamientos forzosos. Saludamos a los miles de prisioneros y prisioneras políticos y de guerra y todos aquellos patriotas y revolucionarios que luchan incansablemente en las ciudades, pueblos, montañas y selvas por una Nueva Colombia. El capitalismo nada tiene que ofrecer a nuestros pueblos salvo destrucción de nuestros territorios, explotación y miseria. Solo la conquista del Socialismo podrá colmar las ansias de paz, progreso y justicia para las inmensas mayorías. ¡Por la Nueva Colombia!¡Viva el Internacionalismo Proletario! Madrid, 13 de julio de 2015Área InternacionalComité Central del PCPE

Los tweets de Joaquín

Nuestra Radio

Cafe Stereo es una emisora fundada en 1998 por la Asociación Jaime Pardo Leal. Desde el exilio ejercemos el derecho elemental de expresar nuestra opinión, derecho que en Colombia se nos fue negado.

Los invitamos a escuchar nuestros programas.