psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Colombia

Alrededor de 7.000 indigenas y campesinos provenientes del sur-occidente colombiano marcharon el miércoles pasado en Cali para mostrar su rechazo al asesinato de líderes sociales y apoyar el paro cívico de Buenaventura.

La marcha inicio desde la Universidad del Valle hacia el Centro Administrativo Municipal, CAM, de Cali, donde Aida Quilcué, consejera de Derechos Humanos y Paz, de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), destacó el respaldo de los pueblos indígenas del país al proceso de paz denunciando que "en el marco de todo este proceso observamos que se ha incrementado la violencia sistemática contra los pueblos indígenas, hay reaparición paramilitar y se sigue con la política minero-energética".

En el CAM los indigenas y campesinos realizaron una Audiencia Pública Por la protección del territorio, la vida y la dignidad de los Pueblos, donde remarcaron que “Llegamos aquí los pueblos, procesos y organizaciones trayendo la memoria viva de las resistencias ancestrales, étnicas y populares que desde hace muchos años venimos caminando, por ello, REAFIRMAMOS la justa lucha que realizan nuestros hermanos en el Chocó, Buenaventura, Tumaco y el magisterio a nivel nacional, en consecuencia, realizamos la Audiencia Pública: Por la protección a la vida, el territorio, y la dignidad de los pueblos, por la contradicción que existe al firmar un Acuerdo de Paz para la terminación de un conflicto, que no termina, y que por el contrario agudiza la situación de violencia contra los pueblos y comunidades”. 

Por: Prensa- Aceu Córdoba.

Montería.

De esta forma estamos poniendo a disposición nuestros conocimientos y al servicio de las comunidades, convencidos de que la construcción de paz empieza en la voluntad de construirla, señala Yuliana Montes, encargada de hacer la presentación de la iniciativa en el Punto Transitorio de Normalización PTN, ubicado en la vereda Gallo (Tierralta- Córdoba) donde centenares de hombres y mujeres combatientes alistan el proceso para la dejación de armas y transitar hacia la conversión en un nuevo partido político legal en Colombia.

La jornada se llevó a cabo el sábado 20 de mayo en esta zona rural que bordea la Represa de Urrá, en el alto Sinú, sur del departamento, con participación de jóvenes universitarios y profesionales en trabajo que es articulado con la campaña Abraza la Paz "Servicio social estudiantil por la paz y la reconciliación", la cual es una iniciativa de la ACEU (Asociación Colombiana de Estudiantes Universitarios) y Voluntarios de Paz de la FEU (Federación de Estudiantes Universitarios), desarrollando la metodología de trabajo en brigada de salud, talleres: (autorretrato, comunicaciones, enfoque de género, aspecto Jurídico JEP, promoción y prevención, teatro social) acompañado de la misión cultural que permitió un espacio de recreación para los participantes con un partido de futbol y voleibol, presentación de danza urbana y mensajes de paz.

En esta experiencia la delegación juvenil pudo evidenciar las condiciones en las que se encuentra el Punto Transitorio de Normalización de este lugar y el incumplimiento del Gobierno Nacional, el cual se ve reflejado en cada uno de los rincones del espacio donde están ubicados los combatientes. Aspectos como servicios básicos, atención en salud, estado de la infraestructura, pedagogías de paz y ofertas institucionales, son las falencias más recurrentes detectadas por lo que anuncian que continuarán con su llamado a las y los colombianos y cordobeses a movilizarse en defensa de lo acordado en la Habana, Cuba, entendiendo la importancia y voluntad de construir paz para el país.

Según asegura Yuliana Montes, para la construcción de una paz estable y duradera es fundamental tener la voluntad para aportar desde los rincones de nuestros territorios.

"El momento histórico del país lo exige, es por eso que estudiantes universitarios y profesionales nos dimos cita al intercambio de experiencias en el PTN Comandante Ferney Martínez asumiendo luchar por una Colombia en paz, permitiendo así llevar alientos y mensajes de reconciliación de las comunidades para la guerrillerada fariana", indica.

Afirma que el compromiso de los sectores juveniles de Córdoba es seguir haciendo el acompañamiento y sensibilización a la sociedad civil en las tierras del Sinú y el San Jorge para que se amplíe el respaldo a la exigencia de la implementación exitosa del Acuerdo de Paz firmado entre las FARC y el Gobierno Nacional.

Foto: Ricky Pinilla, expone sobre Teatro Social. 

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, mayo 24 de 2017) Irrumpe de nuevo el sicariato en la ciudad musical de Colombia, Ibagué (Tolima), ayer en horas de la mañana sobre la carrera 5ª con calle 19, parte céntrica de la ciudad de 600 mil habitantes, dos sicarios dispararon sobre una pareja que estaba dentro del automotor quedando gravemente heridos, muriendo minutos después cuando eran transportados a un centro asistencial. 

La policía en esta oportunidad reaccionó oportunamente hiriendo a un sicario y deteniendo más adelante al otro. Al parecer son personas contratadas que vienen de otras regiones del país a matar por dinero. 

Hace pocos días, un dragoneante del INPEC también fue sicariado al salir del coiba de Picaleña, también al ser abordado por dos sicarios que se movilizaban en moto de alto cilindraje. Estos sí escaparon y hasta el momento no han sido detenidos. 

Según medios regionales de comunicación, en los últimos días, se han registrado varios sicariatos no solo en esta ciudad, sino en distintos municipios del departamento de Tolima. 

Hay miedo en la ciudad de Ibagué por todos estos hechos de sangre que vienen sucediendo en esta capital otrora ciudad apacible y tolerante. 

Se anuncia más represión colocando cámaras por todas partes y pie policial, pero poco se habla de las causas sociales, económicas y culturales. Ibagué no tiene fuentes de empleo. En los denominados barrios subnormales la situación de hambre es deplorable. El menudeo del narcotráfico pulula, las temerosas líneas invisibles, las mafias se mueven como pez en el agua. Se dice en voz baja que el lavado de dinero en esta ciudad es evidente. 

El alcalde lucha por desestructurar la mafia de cuello blanco empotrada en las altas esferas del poder, pero sus tentáculos son muy fuertes. Casi que se hace una lucha suicida y marginal, por cuanto todo este complot de corrupción y violencia tiene relación directa con el sistema capitalista. 

Aquí, no se trata de ir por las ramas, hay que ir al corazón de la causa principal y señalar que el principal responsable es el sistema económico, ese que respaldamos usualmente con el voto cada cuatro años. 

Mientras exista el sistema capitalista, existirá la corrupción, existirá la violencia, se seguirán presentando hechos de esta naturaleza. El capitalismo es el sistema de los antivalores, el sistema de muerte y de  zozobra. 

El pueblo no puede dejarse dominar por el pánico, debe asumir una postura política y mirar opciones diferentes a las tradicionales. La solución no es incrementar el pie policial o militar o instalar más cámaras o anular el parrillero de la moto, la solución radica en solucionar el problema social, económico y político.  

Los medios de comunicación deben asumir también una posición clara y consecuente, no pueden seguir inmovilizados por la acción de la pauta publicitaria invirtiendo la información y la veracidad de los hechos. 

Nos debe unir la solidaridad. Ayer se perdieron dos vidas más, personas con las que seguramente nunca hablamos, pero teníamos algo en común: La condición humana y los deseos infinitos de vivir. ¡Paz en sus tumbas! 

Víctimas piden conformar un movimiento nacional de veeduría por la paz

 

Alejandra Gaviria, vocera del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Móvice), hizo un llamado a las instituciones del Estado para que sigan trabajando en la implementación de los acuerdos de La Habana.

En rueda de prensa este martes en Bogotá, más de 80 organizaciones de víctimas y de derechos humanos invitaron además a conformar un movimiento de veeduría para que no se tergiverse el espíritu de lo pactado.

Gaviria, en compañía de los congresistas Ángela María Robledo, Iván Cepeda y Alirio Uribe, hizo un balance de la implementación del acuerdo final y llamó al Congreso a legislar en función de que se haga realidad el acuerdo de paz firmado con las FARC.

“Ahí están plasmados muchos de los derechos de las víctimas que participaron durante seis años en las discusiones”, argumentó. Además, instó a los congresistas a que, ad portas de la campaña electoral, “no utilicen la paz como un botín de campaña”.

De otra parte, la vocera del Móvice pidió a la Corte Constitucional que vuelva práctico “el artículo 22 de la Constitución que dice que la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento y de esta forma vele por los compromisos de lo pactado”.

Además solicitó a los colombianos hacer veeduría por la paz para que no se tergiverse el espíritu de los acuerdos. “Necesitamos voluntad de los colombianos. La paz requiere hechos y a los colombianos apoyando y haciendo veeduría.  Juntémonos para hacer un movimiento activo de veeduría por la paz”, manifestó.

Oficina de Prensa Marcha Patriótica

Por: Hernán Durango.

En entrevista con el comandante insurgente de las Farc, Alirio Córdoba, envía un mensaje de optimismo, de paz, alegría, unidad y reconciliación de parte de la guerrillerada que permanece en el Punto Transitorio de Normalización PTN "Amaury Rodriguez" en la vereda Pondores, corregimiento de Conejo, sur de La Guajira.

El proceso de paz ha estado atravesado por un sinnúmero de obstáculos, estamos en un momento en el que la derecha colombiana se junta para sabotear los logros en la implementación. Hoy todos esos avances quedan en el entredicho, porque encontramos toda una cruzada de la derecha más recalcitrante para tumbar uno por uno todos los ladrillos de la construcción esta paz tan compleja, explica en el contacto informativo el líder fariano Alirio Córdoba.

Alirio Córdoba transmite el mensaje de saludo y de esperanza de los guerrilleros y guerrilleras desde el caribe colombiano, desde Conejo, en La Guajira y llama a ampliar la movilización popular por la paz y cambios.

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ:

Foto: Cortesía El Heraldo.  

Por: Hernán Durango. Bogotá. La Campaña Unidos Revocamos a Peñalosa está más fortalecida que nunca, asevera Gustavo Merchán, vocero principal de la campaña y directivo de Sintratelefonos, organización de la ETB.

Esta es una corriente social cada día más poderosa. A Peñalosa la ciudad se les está saliendo de las manos y por eso es que invierte millonadas en campañas publicitarias para comprar a algunos medios de comunicación y hasta se reúne con el diablo (Con Uribe Vélez), sostiene Merchán en el contacto informativo con nuestros medios populares de comunicación.

ESCUCHE AUDIO AQUÍ:

 

 

 

Por: H. Durango. A las protestas populares que transcurren firmes, unidas, pacíficas y organizadas en Buenaventura (Valle del Cauca) y Quibdó (Chocó), el paro del magisterio y el sector estatal, se suma la movilización anunciada por la Organización Nacional Indígena de Colombia ONIC para el día miércoles 24 de mayo en la ciudad de Cali.

Según voceros de la ONIC se tiene proyectado una movilización indígena, los cuales irán llegando y concentrando en el municipio de Jamundí (Valle del Cauca) el día martes 23 de mayo, posteriormente se desplazarán a la ciudad de Santiago de Cali, concretamente a la Universidad del Valle , sitio donde empezará la marcha el día miércoles 24 de mayo a las 08:00 horas; de ahí proseguirán por la Calle 13 hasta la Carrera 66; seguirán por toda la Calle 5 hasta el Centro Comercial Cosmocentro; prosiguen por la 5 hasta llegar a la Calle 5 con Carrera 27 (Banco de Bogotá); continúan y en la Carrera 10; giran a la Carrera 9; y reanudan la marcha hasta la Gobernación, lugar donde finalizará el recorrido de la marcha.

Los líderes de la lucha indígena calculan que unas cinco mil personas participarán en la marcha denominada 'Por la protección de territorio, la vida y la dignidad de los pueblos'. Al culminar la marcha en la Plazoleta San Francisco, desde las 2:00 p.m. realizarán una audiencia pública para exponer sus plataformas y exigencias al Gobierno Nacional.

 

 

Por Nelson Lombana Silva

(Ibagué, mayo 20 de 2017) La situación económica, social, política y ambiental de la república de Colombia resulta compleja. La contradicción de las clases sociales es evidente, a pesar de los diversos artilugios de la clase dominante para disimular la crisis. 

La causa reside en el sistema económico, sistema cada vez más incapaz de resolver la problemática del pueblo colombiano, además, su cruda corrupción, la privatización de las ganancias y la socialización de las pérdidas. 

El pueblo aguanta y guanta, pero llega un momento en que la paciencia se copa y reacciona en su legítimo derecho exigiendo justicia y equidad social, económica e incluso, política. 

El régimen antipopular colombiano se cuece en su propia salsa. La dictadura del mercado (modelo neoliberal) se acentúa con virulencia y la denominada clase media va a la pauperización inexorablemente, mientras los grandes oligopolios se consolidan, internacionalmente. 

Los efectos se colocan a la orden del día: Crisis en la educación, en la salud, en el ambiente, en la ética y en la moral. La descomposición socio económico se hace evidente lo que coloca en la palestra una crisis estructural y de largo aliento. 

A pesar de los medios masivos persistir en su labor de invisibilizar la protesta social con su publicidad alienante y la consabida desinformación, los hechos son tozudos e innegables, están presentes a la orden del día. 

El paro nacional de los docentes – por ejemplo – lo mismo que el histórico paro cívico de los habitantes del departamento de Chocó, se concatenan a la lucha que viene librando el pueblo colombiano para que la implementación del proceso de paz con la insurgencia de las Farc – Ep sea una realidad, lo mismo los diálogos con el ELN. 

También los transportadores expresaron su inconformidad en varias ciudades capitales del país, la lucha por deponer a alcaldes por su incompetencia para cumplir con las promesas hechas en campaña, se viene extendiendo en numerosos municipios del país, entre ellos, Bogotá. 

El pueblo viene asumiendo su verdadero rol histórico, va rompiendo las cadenas de la opresión y represión, asumiendo una postura digna de luchar por sus propios intereses de clase. 

Izquierda fuerte y consecuente

En este momento, se necesita con urgencia una izquierda fuerte y consecuente capaz de canalizar todo ese inconformismo con el propósito de robustecerlo y hacerlo irreversible. No hay tiempo que perder. Las izquierdas deben su superar sus egos, asumir postura crítica y autocrítica e interpretar el momento histórico. 

No hacerlo así es peligroso por las zancadas que viene dando el imperialismo norteamericano en su afán de recuperar su ilegítimo poder en este continente. Debemos entender que el ataque artero contra la hermana república bolivariana de Venezuela, es también contra Colombia. 

Colombia es cabeza de playa para agredir la patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez, tiene más de 21 bases norteamericanas en este territorio y como si esto fuera poco, la oligarquía colombiana con el aval directo de los Estados Unidos, tiene un verdadero ejército paramilitar dispuesto a sembrar el terror, como efectivamente viene sucediendo con esa supuesta oposición venezolana, que en realidad son delincuentes descompuestos y comprados por la CIA, pero que los medios de comunicación los presenta dizque como "perseguidos políticos". ¡Qué infamia!

Colombia es la paria de la región por un gobierno pusilánime, mentiroso e incumplido, que sirve de rodillas a los Estados Unidos. Ese supuesto encuentro Donald Trump – Juan Manuel Santos, realmente no es cierto. Es simplemente una burda rendición de cuentas y el recibimiento de órdenes. 

En estos momentos Colombia podría ser bombardeada por cualquier país del mundo en su legítima defensa, pues nuestros gobernantes permitieron la instalación de estas bases norteamericanas. ¿Por qué este país no instaló estas bases en su territorio? Porque sabe del peligro que esto representa. Estados Unidos sí protege su territorio. Colombia es un verdadero polvorín, por obra y gracia de esta apátrida clase dominante. 

El horizonte es oscuro. Por eso, insistimos en la necesidad de fortalecer la unidad de la izquierda y los sectores democráticos. Hay que superar las eternas discordias y ponernos a tono con los acontecimientos del momento. Debemos redoblar la solidaridad con el pueblo venezolano y el gobierno que preside Nicolás Maduro. Hacer realidad el internacionalismo proletario, en todas sus formas y manifestaciones resulta de suma urgencia. La agresión al pueblo venezolano es una agresión al pueblo colombiano. 

Unir las luchas 

Es hora de la unidad, no es hora de la dispersión. Debemos respaldar la justa lucha de los trabajadores de la educación, la salud, los transportadores, los campesinos, los indígenas, las mujeres, la juventud. No librar luchas aisladas, concatenar, unir, sin imposiciones ojalá con la clara concepción de la lucha de clases. 

Debemos rechazar la postura canallesca del presidente Santos de inmiscuirse groseramente en los asuntos internos de la hermana república venezolana, también la posición sumisa a los dictámenes de los Estados Unidos y su incumplimiento al proceso de implementación del acuerdo de paz suscrito con el movimiento guerrillero de las Farc – Ep. Venezuela se la jugó por la paz de Colombia y este gobierno no puede pagar como viene pagando. ¡Qué vergüenza!

Debemos rechazar la política imperialista y guerrerista de los Estados Unidos y su intromisión en los asuntos internos de cualquier país del mundo. Su majestad la soberanía nacional debe primar en estos momentos históricos. 

Debemos no mirar tanto la paja ajena en los demás, esperando que el otro entienda la importancia de la unidad, debemos comenzar por nosotros mismos con grandeza y decisión política. Pocos seremos débiles, muchos seres fuertes, invencibles. 

Hay que entender el momento histórico para contribuir a su desarrollo, debemos contribuir de verdad a la exacerbación de las contradicciones de clase y al desarrollo del proletariado en su conjunto. Es la tarea del momento y del futuro. 

Por: Hernán Durango.

Bogotá.

Luis Alberto Vanegas, integrante del Comité Ejecutivo Nacional de la Central Unitaria de Trabajadores CUT, hace un balance de las amplias movilizaciones de trabajadores y paros cívicos que se desarrollan en Colombia y la convocatoria a una nueva jornada de protestas de los sectores en conflicto el martes 23 de mayo en las principales ciudades. Las protestas pacíficas y organizadas exigen soluciones a agudas problemáticas del magisterio, funcionarios del sector público y en el departamento del Chocó y en Buenaventura (Valle del Cauca) protestan frente al abandono del Gobierno Nacional. Desde la Casa de Nariño la respuesta ha sido el uso de la fuerza y el terror por parte de policías del cuerpo represivo ESMAD.

Luis Alberto Vanegas a nombre de la CUT y de la convergencia de fuerzas populares hace un llamado a la comunidad nacional e internacional para que expresen sus acciones de solidaridad, respaldo y acompañamiento a las luchas del pueblo colombiano y de condena a la represión de las fuerzas del Estado.

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO:

Por: Hernán Durango.

El domingo 21 de mayo se clausuraron en Bogotá las deliberaciones de la Conferencia Nacional de Mujeres del Partido Comunista Colombiano PCC. Decenas de compañeras provenientes de varios departamentos debatieron las tesis del XXII congreso del PCC sobre la amplia unidad del movimiento revolucionario, democrático y popular; sobre la implementación del acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno Nacional; la proyección del trabajo femenino en las regiones colombianas y su incidencia en las grandes movilizaciones y paros en el país.

En el contacto informativo intervienen en directo las camaradas Magnolia Agudelo (dirección nacional PCC), Beatriz Hernández y Rosa Perilla (Santa Marta); Lupe Castillo (Pasto, Nariño) y Lina Montilla (Risaralda).

Saludaron el respaldo de la Federación Democrática Internacional de Mujeres FDIM al trabajo de las mujeres colombianas por la paz y por sus derechos sociales y políticos.

ESCUCHE AQUÍ EL AUDIO:


Página 1 de 120