psykisk hälsa utvärdering skalor http://sverigepiller.com/ plan b piller fakta

Opinion

Por: Libardo García Gallego (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Laéticaera la parte de lafilosofíaque estudiaba lo correcto o equivocado del comportamiento humano, los actos morales y su aplicación a nivel individual y social, tratando de explicarlos en forma racional, fundamentada, científica y teóricamente. (Ver: https://www.significados.com/etica-y-moral/)

Los valores éticos songuías del comportamiento que regulan la conducta del ser humano, siendo los más relevantes: justicia, libertad, responsabilidad, integridad, respeto, lealtad, honestidad, equidad, entre otros. Los valores éticos se adquieren durante el desarrollo de cada individuo, influenciado por el entorno familiar, social, escolar y mediático; con estos valores se aspira al logro del bienestar colectivo y la convivencia armoniosa y pacífica de la sociedad. Una vez que la persona comprende la importancia de estos se enfrenta a un constantejuicio ético,esto es, a razonar y determinar qué acción, conducta o actitud es la más acertada en cada momento, de acuerdo con las normas y valores impuestos por la sociedad.

(Ver: https://www.significados.com/valores-eticos/)

Los recientes escandalosos casos de corrupción, a nivel local, regional y mundial, nos demuestran que los conceptos anteriores ya no son tenidos en cuenta y que lo que prevalece hoy es el oportunismo, el individualismo, el afán de enriquecimiento inmediato, el desprecio por la normatividad de convivencia social. Se ha reanimado el concepto de Hobbes: “El hombre es un lobo para el hombre”. El capitalismo en sus últimas etapas ha tirado a la basura los valores altruistas y ha impuesto en su lugar una nueva escala competitiva donde ya no son indispensables los méritos, la calidad, la eficiencia, el servicio social, todo esto ha sido sustituido por sobornos, inclusive hasta se han montado oficinas para valorar y entregar las coimas con las cuales se compran adjudicaciones en licitaciones amañadas.

Hemos regresado a los viejos dichos: “Medio mundo vive del otro medio”, “Camarón que se duerme se lo lleva la corriente”, “El mundo es de los vivos”, “Si le dan papaya, cómasela”, “Robó pero hizo”. “Trabajando no se consigue plata” Esta es la Ética popular, la que aplicaron con Odebrecht, entre otros colombianos: Gabriel García Morales, Enrique Ghisays, Eduardo Assad, Miguel Peñalosa, Mateo Restrepo, Plinio Olano, Daniel García, Eduardo Zambrano, Rafael Nieto, María Fernanda Valencia, Otto Rodríguez, Otto Nicolás Bula, Luis Fernando Andrade, Bernardo “Ñoño” Elías, Iván Mustafá, Andrés Giraldo, Oscar Iván Zuluaga (http://www.semana.com/nacion/articulo/odebrecht-los-involucrados-en-los-gobiernos-de-uribe-y-santos/517737), y los del combo de La Guajira, Oneida Pinto y varios gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, avalados por Cambio Radical; más tantos otros ladrones imperdonables de: Reficar, EPS (Saludcoop, Coomeva, Caprecom, etc.), Foncolpuertos, el Guavio, Transmilenio los contratos en el Distrito Capital, Dragacol, Agro Ingreso Seguro, Isagen, Invercolsa; más muchos personajillos con apariencia de buena gente: Fernando Londoño, Angela Montoya, Gral. Hernán Martínez, Mg. Jorge Pretelt, Carlos Palacino, Com. Gerardo Rivera, etc., etc., …..

La corrupción se ha extendido por toda la sociedad mundial, en los poderes públicos, incluyendo Altas Cortes, Fuerzas Militares y de Policía, y en el sector privado. Los casos pululan en Colombia, América y el mundo entero.

Volver a la vida decente parece ser imposible, pues si a lo anterior se añade la extrema y creciente pobreza mundial, la profunda desigualdad social, la desocupación galopante al compás de la mecatrónica, la vida ostentosa e insultante de los multimillonarios, la progresiva destrucción del planeta, el crecimiento incontrolado de la población humana, la lucha entre las clases sociales se acentúa, las guerras se avivan y multiplican y el odio se propaga.

La única posibilidad de construir un mundo feliz es mediante: 1. una nueva educación que con una filosofía humanista y solidaria desaliene y forme seres pensantes y creativos; 2. la garantía del disfrute colectivo de todos los derechos humanos, limitando algunos de ellos como el de la propiedad privada, y 3. la redistribución democrática de las riquezas.

Pero como estas condiciones son utopías irrealizables por ahora, entonces no nos quejemos de corrupción, inseguridad, insurrección y terrorismo.

Armenia, Marzo 14 de 2017

www.neopanfletario.blogstop.com/

Por: Pedro Nolasco Présiga

Expresidente Nacional de Fensuagro en el Exilio

Miembro de Marcha Patriótica Capitulo Bélgica

El 7 de Marzo de 2017 se cumplieron 20 años del asesinato de Victor Julio Garzón, Secretario General de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria-FENSUAGRO-Cut. Había yo llegado a Bogotá el 6 de Marzo en horas de la noche procedente de Puerto Brasil, en el Municipio de Viotá Cundinamarca, donde había realizado algunas gestiones relacionadas con el Centro Nacional de Capacitación de la Federación.

El carro de Fensuagro, en el cual me movilizaba comenzó a presentar dificultades mecánicas entrando a Bogotá, y con esfuerzo  el conductor me llevó hasta la Casa donde yo habitaba. Le dije entonces que no me recogiera en la Mañana siguiente y que llevara el carro al taller. 

Al otro día me levanté un poco más tarde que de costumbre, luego de la ducha y el desayuno, Salí de mi casa  y caminé unas 6 cuadras para tomar la buseta que me llevaría al Centro de la Ciudad, eso me salvó de haber muerto asesinado con Victor Julio Garzon, puesto que en general, mi hora de llegada a las oficinas de Fensuagro era a las 7 o 7 : 30 de la mañana, ya que como Responsable Nacional Agrario del Partido Comunista, solia reunirme con la Comision Nacional Agraria a horas muy tempranas de la mañana.

Cuando ese 7 de Marzo de 1997 descendí de la buseta en la Carrera  10 con calle 17 y miré hacia la entrada del edificio donde funcionan las oficinas de Fensuagro, observé que había  allí un tumulto muy grande de personas, muy superior a lo habitual a esas horas del día, que se mezclaban, además, con una escandalosa presencia militar, entre la multitud se destacaba la presencia de numerosos dirigentes y militantes del Partido y de la Juventud Comunista, así como del movimiento sindical, y de Organizaciones Agrarias, quienes habían llegado a protestar, a denunciar el asesinato de Victor Julio, y a brindarnos la solidaridad en aquellos  momentos  tan difíciles que estabamos viviendo en Fensuagro.

A velocidad de rayo pasaron por mi mente varias escenas ; un allanamiento... Una bomba... Pero jamás me imaginé lo que realmente había sucedido. Cuando llegué a la puerta de entrada del Edificio le pregunté a uno de los celadores ¿que paso ? y este me respondió escuetamente, « mataron a Victor Julio »

Después de forcejear e identificarme con mi carnet de  Presidente de Fensuagro ante el oficial de la Fiscalía que dirigía el operativo de levantamiento del Cadáver, y al insistirle que yo tenía que ponerme al frente de la situación, éste me advirtió que no sabía si los sicarios habían salido del edificio o todavía estaban adentro, pero me permitió subir al 2o piso e ingresar a las Oficinas de la Federación, donde además tuve que identificarme nuevamente ante el oficial que estaba en la entrada de Nuestra Sede. Detrás de mi, y rompiendo el cerco policial, un numeroso grupo de periodistas, fotógrafos y camarógrafos invadieron el pasadizo y la entrada a las oficinas de Fensuagro.

Al comienzo del largo pasillo o Pasadizo, al lado de la puerta de entrada a nuestras Oficinas, yacía el cadáver de nuestro Secretario General, Victor Julio Garzón, dos sicarios del paramilitarismo lo habían asesinado hacía pocos minutos.

Aunque todos los miembros del Comité Ejecutivo de Fensuagro estabamos amenazados de muerte, las amenazas contra Victor Julio Garzón se incrementaron después de su participación destacada en la organización y dirección de las grandes movilizaciones y protestas contra la fumigación aérea y la erradicación forzosa de las plantaciones de hoja de coca en el Guaviare, Caquetá y Putumayo, durante los meses de Julio Y Agosto de 1996. 

LAS MARCHAS Y MOVILIZACIONES DECLARADAS ILEGALES 

Los gobernadores, altos mandos de las Fuerzas Militares y el alto gobierno habían declarado en reiteradas ocasiones que las marchas y movilizaciones estaban infiltradas por las FARC, lo que le quitaba por parte del gobierno el carácter social y éconómico a las marchas, les daba un carácter de seguridad nacional, las colocaba en la ilegalidad, y les daba un tratamiento militar ; en algunos de estos Departamentos circularon panfletos que llamaban abiertamente al asesinato de los dirigentes y activistas de las marchas y movilizaciones.

Al momento de ser asesinado, el Secretario General de la Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria-Fensuagro-Cut, Victor Julio Garzón, trabajaba en la instalación de las Mesas Regionales para la evaluación y seguimiento del cumplimiento de los acuerdos que se habían establecido con el Gobierno Nacional después de las marchas. Victor Julio Garzón representaba en estas mesas, en nombre de Fensuagro, los intereses de los Campesinos del Guaviare, Caquetá y Putumayo. 

Algunas de las cláusulas más importantes del acuerdo con el gobierno, contemplaban programas de erradicación Voluntaria y sustitución de cultivos, pero la verdad es que estos acuerdos, como todos los que ha firmado el gobierno con los campesinos, jamás se cumplieron.

SEMBLANZA Y PERFIL DE VICTOR JULIO GARZON

Militante y dirigente del Partido Comunista, antes de llegar a Fensuagro, Victor Julio Garzón se desempeñó como miembro del Comité Ejecutivo de la Federación Departamental de Trabajadores del Meta, igualmente fue cofundador del Comité de Derechos Humanos del Departamento del Meta.

Victor Julio Garzón era un Comunista convencido, de una honradez y honestidad a toda prueba, Camarada y amigo solidario, sincero y leal, aunque era consciente del alto riesgo y peligro que corria su vida, era un hombre supremamente alegre, de fino humor, y de chistes para reír a carcajadas.

Al momento de ser asesinado, Victor julio Garzón estaba en la « flor de la vida » solo tenía 34 años y descollaba como uno de los futuros cuadros más importantes del Partido Comunista y del Movimiento Popular en Colombia.

Era además un esposo y padre ejemplar, que dejaba huerfanas y desamparadas  a Lucy Colorado, su esposa, y a Yudy Ensueño Garzón Colorado, su hija, que el 8 de Marzo de 1997, un día después del asesinato de su padre, cumplia 6 años ; y que con la ayuda y sacrificio de su madre sacó el titulo de tecnólogo  del Sena como delineante en Arquitectura, y el 30 de Marzo de este año recibirá su grado  profesional en Administración de Empresas en la Fundación Universitaria San Mateo.

CONTRA EL OLVIDO, POR LA VERDAD, LA JUSTICIA, LA REPARACION Y NO REPETICION

HONOR Y GLORIA ETERNA A VICTOR JULIO GARZON.

HONOR Y GLORIA A LAS MUJERES Y A LOS HOMBRES MARTIRES DE FENSUAGRO.

( Foto : Cortesía de Lucy Colorado )

24 congresistas decidieron no votar la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, con el argumento de ser descendientes directos o tener familiares condenados o procesados por paramilitarismo

Por Fredy Muñoz Altamiranda

Las contradicciones entre el Congreso y la paz en Colombia tocaron fondo este martes cuando 24 “padres de la Patria” levantaron su mano para decir que no votarían el proyecto de Ley de Jurisdicción Especial para la Paz, por sus vínculos con el paramilitarismo.

Este acto de irresponsabilidad histórica deja en veremos el futuro de una de las herramientas más importantes para este proceso: una reforma judicial que debe dar origen a un tribunal que juzgará, de parte y parte, los crímenes cometidos durante la guerra.

Durante la sesión del martes que acaba de pasar, cuando debía producirse la votación del debate definitivo para la JEP, uno a uno, con una espontaneidad programada, estos congresistas que representan el 20% del cuerpo legislativo le asestaron, con sus argumentos, otro golpe directo a la Paz.

Primero tomó la palabra la senadora Nora María García Burgos, del paramilitarizado departamento de Córdoba, santuario de terratenientes y uribistas, el mismo donde el primo del expresidente Uribe, Mario Montoya Uribe, condenado por paramilitarismo, le entregó su causa política al hoy preso ex senador Otto Bula, famoso por la acusación que se le hace de haber sido el intermediario entre los millones de dólares de Norberto Odebretch, y la clase dirigente colombiana.

“Doña Nora” como le dicen en Montería, dijo que se apartaría de la votación de la JEP porque tiene abiertas sendas investigaciones por sus vínculos con los paramilitares uribistas (y aquí si vale la redundancia) Julián Bolívar y Ernesto Báez.

La senadora, con su actitud, confesó entonces que lo que aún no decide la Corte Suprema, es decir su vinculación en términos de testaferrato político y económico con estos alias, dos asesinos confesos de campesinos y obreros del Magdalena Medio y el Centro del país, son ciertos.

Luego siguió en el orden del sabotaje la senadora Teresa García, “Teresita” para sus compañeros de Cámara, quien es nada más y nada menos que la hermana del ex senador Álvaro García, “el Gordo García” condenado como determinador, autor intelectual de la masacre de Macayepo, en el Carmen de Bolívar, donde ordenó masacrar a 15 líderes campesinos y forzar el desplazamiento del pueblo entero.

La masacre de Macayepo fue perpetrada con palos, hachas, machetes y piedras, por un grupo de cobardes a sueldo que no usaron armas de fuego para evitar contacto con patrullas guerrilleras de la zona, y comandados por Norberto Pelufo, alias “Cadenita”, un sanguinario a sueldo de los García que armó un grupo de delincuentes a los que llamó “Héroes de Los Montes de María”, se sentó en la mesa de Santafé de Ralito a negociar con el gobierno de Uribe, y fue absuelto de sus crímenes, pero luego desaparecido por Jorge 40, otro paramilitar, que ambicionaba sus territorio.

En la cadena de confesiones siguió la de la senadora Olga Suárez Mira, una desconocida que está parada sobre los hombros de su hermano, el cacique electoral de Bello en Antioquia, Oscar Suárez Mira, quien a su vez sostiene su carrera política parapetada sobre la coacción de su financiador Diego Fernando Murillo, el tal Don Berna, ex guardaespaldas de Pablo Escobar y convertido en paramilitar gracias a la política de impunidad por falsa desmovilización promovida por Álvaro Uribe.

Oscar Suárez Mira, el verdadero “dueño” de la curul de su hermana Olga, fue condenado a nueve años de prisión por Concierto para delinquir agravado, luego de coaccionar, armas en mano y con Freddy Rendón Herrera, alias el Alemán, a poblaciones enteras del Valle de Aburrá y del Urabá antioqueño, para que votaran por él al Senado, y por Mauricio Parodi a la Cámara de Representantes.

A pesar de su condena, Oscar Suárez Mira está libre hoy bajo la figura de la libertad condicional, y conspira en la sombra contra la paz, promoviendo la inhabilidad de su hermana.

En la lista de autoincapacitados, o autoinhabilitados, como querría el derecho que se dijera, siguieron Bernardo el “Ñoño” Elías, quien además de arrastrar su propio lastre de corruptelas y desgracias políticas, está casado con la hija de Eric Morris, uno de los primeros nombres que saltó a la palestra cuando se puso de moda la “parapolítica”, nombre con el que los medios trivializaron en Colombia la grave incursión del paramilitarismo en todos los niveles de la administración pública del país.

Más adelante se inhabilitaron Samy Merheg, hermano de Habib Merheg, paramilitar de Risaralda, Andrés García, hijo de Piedad Zuccardi, cartagenera a punto de ser juzgada por la Corte Suprema de Justicia por sus servicios al paramilitarismo.

Y la fauna uribista de rigor: Fernando Nicolás Araújo, hijo de Fernando Araújo, que se declara víctima de las FARC, luego de haber victimizado a miles de familias pobres cartageneras al robarles sus terrenos en la popular pobrería de Chambacú, donde hoy su empresa constructora levantó un elefante blanco llamado “Edificio Inteligente de Chambacú”.

Este es el 20% de enemigos que la Jurisdicción Especial para la Paz tiene en el Senado, pero que decidieron, en un acto de lo más ladino, santanderista y uribista, no debatir con argumentos serios el proyecto, sino mostrar cuán anchas son sus espaldas, magulladas de soportar el descrédito de sus familiares.

En cualquier otro país, me decía hace poco un colega, el proceso de paz que vive Colombia habría despertado, aún en sus legisladores menos audaces, una oleada de participación en busca de un renglón en la historia que se está escribiendo, pero es sorprendente como esta casta de usurpadores insiste en hundir la cabeza en la tierra para no ver el futuro.

Finalmente la cosa busca ser resuelta a la colombiana: se creó una subcomisión que defina las inhabilidades de esta comisión. Y la subcomisión la integran dinosaurios de la talla de Antonio Navarro Wolf, Juan Manuel Galán (un joven demasiado viejo), Alfredo Rangel, que vendió su antiuribismo por un plato de lentejas, Eduardo Enríquez Maya, y otros más que da lo mismo no nombrarlos.

Esta subcomisión está obligada a emitir pronto un “concepto” sobre esta sinvergüenzura de 24 testaferros del paramilitarismo que, como dijo la senadora Claudia López, de llegar a radicar los argumentos de sus inhabilidades, habría que remitirlas directamente a la Corte Suprema de Justicia para que los juzguen también, porque lo que ha sucedido “O es una tomadura de pelo para sabotear la JEP, o es una confesión”, dijo textualmente la senadora.

 

Por Fredy Muñoz Altamiranda – NC Noticias

Si las FARC hubieran incumplido alguno de los compromisos previos a la dejación de armas previstos en el Acuerdo de Paz, el mundo hubiera desatado, una vez más, su furia mediática contra la guerrilla, un presidente iracundo, rodeado de generales ya hubiera roto el Proceso,  y otro Plan Patriota estuviera en ciernes para dejar una estela de miles de muertos en los campos colombianos.

Los medios y el establecimiento han tratado, inútilmente,  de involucrar a las FARC en algún acto de incumplimiento: que si los niños de las FARC, que si los bienes de las FARC, que si la fortuna de las FARC…

 Pero todo eso se ha diluido en hechos claros e inocultables, a pesar del apagón mediático que algunos consorcios de la información han programado para lo que las FARC hagan bien: todos los hombres en armas están en las zonas de concentración, ya se ha entregado algún material de guerra, y no han habido actos de insubordinación a lo pactado.

La actitud ejemplar de la guerrilla se une a algo que millones de colombianos desconocían: que hay un país rural que quiere a las FARC, pues de él vienen, en él crecieron, y es su reivindicación la que defendieron en más de medio siglo de guerra tergiversada y amañada por los intereses de la clase poderosa colombiana.

Las imágenes de cientos de guerrilleros dejando atrás caseríos y municipios donde eran despedidos entre lágrimas echaron abajo el mito de la guerrilla demoníaca que comía niños y asolaba pueblos. Hay una realidad que se tomó las redes sociales: las FARC tienen un amplio espectro político, y son una opción de gobierno para muchos colombianos.

Alrededor de las zonas de concentración, en 26 puntos de la Colombia remota, miles de campesinos, dirigentes políticos, estudiantes, sindicatos y gente del común, se agolpan para involucrarse en la agenda de la guerrilla, que en medio del ruido de los mezcladores de cemento, monta carpas para socializar los acuerdos, y enseñarle a la gente de qué forma los beneficia lo contenido en ese documento, producto de este episodio histórico y doloroso de dejar las armas.

Esas zonas, que ya debieron estar construidas, con un aula por cada 200 guerrilleros, con televisores y equipos de reproducción de documentos audiovisuales, con altavoces de sonido, con mesas y tableros, con sillas y papelería, son la principal preocupación de los políticos que hoy retrasan la implementación del Acuerdo.

En La Guajira, donde el partido político Cambio Radical ha dado la muestra más clara de cómo opera su máquina de crímenes y de corrupción, los políticos realmente preocupados por  esta región lacerada, acompañan hoy a la guerrilla en ejercicios de pedagogía de paz, y se diserta conjuntamente sobre qué hacer para sacar a esta rica zona del país, de la postración socio económica y el saqueo trasnacional.

Hace podo el Concejo Municipal de Villanueva, uno de los principales municipios Guajiros, invitó a la guerrilla a su recinto para iniciar un conversatorio sobre cómo podrían involucrarse los gobiernos regionales en la implementación de los acuerdos. De un día para otro, una orden dada por algún gamonal preocupado prohibió la reunión.

Y esa es la verdadera razón del retraso de las obras físicas en las zonas de concentración: los dirigentes políticos colombianos, en una deuda histórica con sus electores, le tienen miedo al camino claro que se abre entre pueblo y guerrilla discutiendo, desde la legalidad, una revolución pacífica y contundente.

El Gobierno ha explicado, por una parte, que las obras no están concluidas, y en algunas partes ni siquiera empezadas, porque la burocracia administrativa hace lento el trámite de contratación de quienes materializarán las obras; y por otra, que algunas de las zonas de concentración están en lugares ultra remotos, en los que no hay vías de penetración para llevar equipos y materiales.

Para una clase política acostumbrada a esgrimir argumentos elegantes sobre su propia mediocridad, estas razones resultan creíbles a simple vista, pero lo cierto es que son sólo eso: argumentos. 

En algunas de esas mismas zonas funcionan consorcios mineros, multinacionales explotadoras de recursos naturales y concesiones agroindustriales que han levantado, en tiempo récord, imponentes instalaciones con todas las comodidades y los elementos técnicos dispuestos para el saqueo nacional.

A las FARC hay que retrasarles el uso de cualquier herramienta que politice su concentración, que multiplique la verdad política de la Colombia oculta, y que termine convirtiéndolas en la opción más clara de los colombianos menos favorecidos, para construir entre todos la Nueva Colombia.

¿Y cuál es la Nueva Colombia? Pues esa misma que poco a poco vamos viendo en las redes sociales, en medios propios creados al amparo de este Acuerdo de Paz, en las sesiones informales de diálogo directo con el pueblo, y en algunos medios de comunicación poderosos que ya no tienen cómo disfrazar la verdad.

La Nueva Colombia es el temor más grande de una clase dirigente corrupta y fracasada, que hoy se organiza para un 2018 electoral, en el que el principal elemento de campaña  es la oposición feroz a los Acuerdos. 

Vargas Lleras y Uribe, de la mano, serán el muro más alto que los políticos impulsores de esta intentona de reconciliación nacional deberán derribar, si quieren tener su renglón en los libros de Historia de esa  Nueva Colombia inevitable.

Ver la tragicomedia colombiana desde Suecia, a unos 10 mil kilómetros de distancia, da una visión bastante confusa, por un lado los intentos de comenzar la construcción de una nueva Colombia y por otro lado, la oligarquía que se revuelca en medio de sus podredumbre y pretende seguir por lo mismo, enriqueciéndose en base al terrorismo de estado.

A un poco mas de dos meses después de firmado por segunda vez el acuerdo entre las Farc y la oligarquía Colombiana, el panorama no es alentador.

Primero las zonas de concentración de la guerrilla, no fueron implementadas por el gobierno, teniendo que salir los guerrilleros a construir los campamentos de la mejor forma posible, en medio de las conferencias de prensa de miembros del gobierno que se contradicen totalmente con las imágenes de los potreros, donde no se había movido una sola piedra y que según estos, entre otros Sergio Jaramillo, quien oficia como comisionado de paz, estaba todo listo menos “Caño Indio”.

La comida que les era enviada a los guerrilleros por el gobierno, se denunció, en algunas ocasiones estaba en descomposición y las leyes que deberían implementar los acuerdos van a marchas forzadas.

Aquí contrario a los anuncios del gobierno, hasta el presidente del Senado, Mauricio Lizcano, afirmó que el Gobierno no ha presentado todos los proyectos esperados por el Congreso para implementar los acuerdos.

Y en cuanto a los decretos ya aprobados por el congreso, como la amnistiá, dos meses después de su aprobación tan solo un centenar de los alrededor de 4000 guerrilleros han sido liberados.

Por otro lado, en los campos, donde antes reinaba la guerra y los hijos de los pobres enrolados en ambos bandos, los unos obligados o engañados defendiendo los intereses de los ricos y los otros muy conscientes defendiendo al pueblo, se mantiene la tregua bilateral y los que nos quieren meter en la cabeza ya no existen, continúan asesinado ante la pasividad del descompuesto ejercito de la oligarquía colombiana.

Como hace unos 65 años se repite la imagen de filas de guerrilleros que luego de un acuerdo marchan a dejar las armas, acciones que han sido llamadas “la última marcha armada” y se han visto por estos días por todas partes del país, ocultadas por los medios nacionales y divulgadas por algunos medios regionales y alternativos.

El país no es consciente de lo que esta pasando, afirmo alguien ante las imágenes de estas marchas.

El sentimiento despertado por la salida de los guerrilleros de sus zonas ha sido totalmente inesperado por la oligarquía, que ve como el pueblo abraza a la guerrillerada y expresa su agradecimiento y respaldo.

En San Vicente del Caguán los campesinos abiertamente expresaron el agradecimiento a los guerrilleros que los protegieron durante muchos años y expresaron el temor ante la ida de estos.

En Argelia, departamento del Cauca, más 1000 campesinos hicieron honores a los guerrilleros y los acompañaron en parte del camino hacia las zonas veredales transitorias de normalización.

En el Valle fue impresionante como los guerrilleros del 30 frente que se trasladaban de Buenaventura al campamento de Buenos Aires, Cauca, eran saludados con banderas blancas y hasta los conductores de algunos vehículos se unieron al espontáneamente recogido.

El temor expresado por campesinos e indigenas ante la salida de los guerrilleros fue corroborado por la llegada a las zonas de los grupos paramilitares que el gobierno, sigue negando su existencia y convivencia con el ejercito oficial que no actuá contra ellos.

Así un reporte de la Agencia Venezolana de Noticias AVN indicó que desde el fin de semana anterior cerca de 400 colombianos, habían llegado al poblado El Cruce, ubicada en el estado Zulia, huyendo de los grupos paramilitares.

Sin embargo, eso que en Colombia llaman “autoridades” guarda silencio y hasta llegan el extremo de negarlo, presentando cifras y datos que nada tienen que ver con el tema.

El asunto llego al tal extremo que la marcha del Bloque 33 de las FARC en el Catatumbo para desmovilizarse, fue bloqueada por los campesinos exigiendo protección por parte del gobierno ante la salida de quienes tradicionalmente los han protegido.

Un desplazamiento similar se esta dando en Buenaventura ante la partida de los guerrilleros del 30 frente, con la misma respuesta del gobierno y el silencio total de los paramilitares de micrófono que esconden deliberadamente esta información.

Mientras hasta el desplazamiento de la población es negada por el gobierno y los delincuentes que lo componen, hombres al servicio del terrorismo de estado como el fiscal Nestor Humberto Martinez, en su esfuerzo por proteger los intereses de aquellos que se han lucrado del terrorismo de estado como los Sarmiento Angulos y los Ardila Lulle, hace hasta lo imposible por bloquear la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz, a donde deberán rendir cuentas quienes se han lucrado de la guerra.

En el Ecuador se inicio nuevamente la fase publica de los diálogos entre el ELN y la oligarquía, volviendo esta con sus mismas exigencia de que la guerrilla se deje matar para si mostrar “Buena voluntad”, mientras que según lo impuesto por la oligarquía, los diálogos se harán en medio de la guerra.

Allá en las montañas reina el optimismo, la esperanza, la sinceridad y el compromiso por construir una Colombia nueva en paz y con justicia social, mientras en las grandes ciudades la pobreza carcome al pueblo y especialmente a la juventud que sin esperanza, embrutecida por los medios de desinformación, busca afanosamente ser como tal o cual bandido que les muestran en la televisión de los que se lucran de esta situación.

Así cunde la inseguridad y la protesta social que es duramente reprimida con leyes dictatoriales, por otros hijos del pueblo enrolados en ese aparato delincuencial que llaman policía, embrutecidos y adiestrados como perros.

Los asesinatos de dirigentes populares continúan en medio de frases huecas de farsantes como Juan Fernando Cristo, quien oficia como ministro del interior, quien sin mover un dedo para detener el genocidio, dice que a ellos les preocupan los asesinatos a quien se unen el fiscal y el ministro de guerra tratando de quitarles importancia.

Todo es sucede en medio de la comedia llamada Odebrecht, que no se entiende cual es el sentido ya que robos como ese ha cometido la oligarquía y aun peores, si ocultar los esfuerzos de los guerrilleros que ante el incumplimiento del gobierno y de la palabra del presidente y premio Nobel, se esfuerzan por despertar la conciencia del pueblo, o tapar asaltos a los derechos de los campesinos con la aprobación de la llamada ley Zidres.

En medio de ese circo nos pretenden meter el cuento de que los empresarios financian sin esperar nada a cambio y que la financiación de grupos delincuenciales como Odebrecht o de grupos como los Sarmientos o Ardilla Lulle a presidentes, congresistas, etc, se hacen así por así, cuando todos sabemos que ellos exigirán luego que su “inversión” regrese con muy buenas ganancias.

Una pequeña muestra de ello se dio en el congreso donde se propuso aumentar los impuestos a las bebidas azucardas, producto ante todo del grupo Ardila Lulle, propuesta que fue negada gracias, según se especula, al accionar de Mauricio Lizcano, presidente del congreso cuya campaña fue financiada por ese grupo.

Ellos, todos son bandidos, roban a manos llenas y han acumulado sus fortunas asesinando a miles de colombianos, robando la propiedad a millones de colombianos pobres y como una muestra de la descomposición de todo el estamento, esta la aprobación de la llamada ley Zidres con la cual despojan a los campesinos de sus derechos con lo cual robaran al pueblo muchas veces mas de lo que han robado con Odebrecht.

La ley, que fue promovida por el gobierno a instancia de quienes se han lucrado de la guerra, entiéndase Ardillas Lules y Sarmientos Angulos, que valiendose de abogados sofisticados como los Brigard Urrutia y el actual fiscal general, Nestor Humberto Martinez lograron que la muy honorable Corte Constitucional, compuesta por delincuentes como Alberto Rojas, que le robo la indemnización a una viuda, luego de muy sospechosos aplazamientos, gracias a el nombramiento de un “con-juez”, aprobaran la nefasta ley que entre otras contempla la asociarían campesinos pobres con multimillonarios, en una asociación que ha sido calificada de asociación de Zorros con gallinas, ya que los pobres seran fácil presa de “exitosos” empresarios, así como legalizar la adquisición fraudulentas de grandes extensiones de tierras por parte los “honorables” antes nombrados y multinacionales.

Esa sola ley, aprobada en medio de un escándalo que se repiten constantemente en Colombia, muestra la mezquindad de esa oligarquía, de sus jueces y demás bandidos.

Así vemos dos colombias, la que lucha por construir como los campamentos un nuevo país y la de la oligarquía revolcándose en su propia mierda.

La situación, desde 10 mil kilómetros se ve bien complicada, donde la voluntad de cumplir los acordado por parte de la oligarquía no se ve, solo discursos vacíos y si esta vez, como tantas otras veces no se logra avanzar en la democratización del país, la lucha armada saldrá legitimada ante la miserableza de la oligarquía y así habremos salido para una nueva confrontación, tal vez mucho mas fuerte.

Por Athemay Sterling Acosta

Doctor en Derecho

Consejero de Paz

 

Derecho Preventivo y Derechos Humanos junto al Grupo Científico de Investigación Universitaria y Popular PALENQUE valora áltamente el Decreto 277 expedido el 17 de febrero de 2017 por medio del cual el Presidente de Colombia establece el procedimiento para la efectiva implementación de la Ley 1820 de diciembre 30 de 2016 por medio del cual se dictan disposiciones sobre Amnistía, Indulto y Tratamientos Especiales y otras disposiciones, en ejercicio de las Facultades Constitucionales conferidas en el Artículo Segundo del Acto Legislativo 1 de 2016, considerando que el Artículo 22 Constitucional prescribe que la Paz es Derecho y Deber de obligatorio cumplimiento, y teniendo en cuenta que el Presidente de la República, el que sea en su momento, simboliza la unidad nacional y que la Ley 418 de 1997 en su Artículo 10 Ley prorrogada por la Ley vigente 1738 de 2014 indica que el Presidente de la República de Colombia es responsable de la preservación del Orden Público en la Nación.

Y además que el Gobierno Nacional en representación del Estado Colombiano firmó con las Farc Ep el Acuerdo Final por el Fin del Conflicto hacia una Paz Estable y Duradera, y dicho Acuerdo quedó refrendado por el Congreso de la República de Colombia como Estado Soberano a través de la Ley 1820 del 30 de Diciembre de 2016, validado internacionalmente, y de acuerdo a nuestra hermenéutica como Abogado Internacionalista y Defensor de los Derechos éste es Acuerdo Especial Humanitario de Paz en el contexto y aplicación de todos los Tratado Internacionales sobre los Derechos, la Paz y sobre la Guerra.

Es el Estado Colombiano cumpliendo el vinculante Pacta Sunt Servanda quien Decreta, lo aquí anexado, para ser cumplido como bien jurídico protegido según la Iuris Internacional Humanitaria para toda la Nación Colombiana con repercusión favorable a la Paz regional y mundial.

Ahora corresponde a los entes y operadores judiciales dar desarrollo Iuris favorable a toda persona que así solicite la Amnistía, el Indulto y demás aspectos y Derechos decretados para la paz y la reconciliación, en este interregno histórico especial, que no se resuelve con la lógica y hermenéutica restringuida de cada Operador Judicial, sino del bien supremo de la Paz, y posterior, y/o ahi mismo o en la JEP concretar la Verdad Histórica, la Justicia que corresponda, la reparación Integral a las Víctimas y a la Sociedad.

Es hora que los Operadores Judiciales entiendan de forma imperativa como se les indica: que no se debe propiciar elemento alguno que dé pié a la repetición, indeseable de la guerra. 

He aquí, pues, el compromiso de cada Despacho y Operador Judicial entender este Mandato de circunstancias especiales.

Es el momento de, así como valoramos este paso histórico del Estado Colombiano por la Implementación del Acuerdo de Paz acordado con las Farc Ep, indicar que la Implementación de él se da en varios niveles, dimensiones y competencias.

No se dá sólo en el Congreso, eso es una parte, las otras maneras y contendidos de la Implementación se debe dar también en cada Ente Territorial, y como dije en un último Consejo de Paz, será cada Gobernador con la respectiva Asamblea Departamental, cada Alcalde con el Respectivo Concejo Municipal junto a todos los Servidores Públicos sin excepción, quienes de consuno con nosotros, la comunidad, el movimiento popular organizado o no se ajuste cada Plan de Desarrollo al Acuerdo Especial Humanitario de Paz que prevalece constitucionalmente por ser un conjunto de Derechos Vinculantes conquistados de manera Acordada entre Partes que estaban en Conflicto Armado en Colombia.

Esta Implementación del Acuerdo Especial Humanitario de Paz según las consideraciones jurídicas nacionales e internacionales, y el anhelo colombiano de paz, es parte de la garantía para conquistar ahora si la PAZ CON JUSTICIA SOCIAL, LA VIDA DIGNA Y PODER EJERCER LA POBLACIÓN COLOMBIANA TODOS SUS DERECHOS A CABALIDAD, y evitar generación de causas estructurales de un nuevo conflicto. 

Este es el reto y tarea histórica de nosotros la población, y del Estado Colombiano para que cumpla de verdad verdad y de manera fiel pues: ya todo lo acordado está acordado. 

No estamos en negociación, estamos en Implementación del Acuerdo de Paz de obligatorio cumplimiento legal para el Estado.

Por último, hoy, para que la implementación tenga continuidad, sea segura y fiel al Acuerdo de Paz pues ya no es política de de este Gobierno sólamente, sino deber del Estado como Estado para cumplir a la sociedad y la historia, por esa razón y políticamente necesario es imperativo para Colombia entera constituir un Nuevo Gobierno de Transición hacia la Paz con Justicia Social, hacia la Reconstrucción necesaria del País y la Reconciliación de la Nación Colombiana.

Gracias

Athemay Sterling Acosta

Abogado Defensor de los Derechos en CPDH ANDAS PALENQUE DPDH

Abogado Defensor y propulsor de la Solución Política al conflicto colombiano

Víctima del terrorismo de Estado

Reclamante y Dirigente de Restitución de Tierras aún sin Reparar Integralmente

Consejero de Paz

Lea aquí el Decreto con sus respectivos anexos:

 http://es.presidencia.gov.co/normativa/normativa/DECRETO%20277%20DEL%2017%20FEBRERO%20DE%202017.pdf

 

Por Nelson Lombana Silva 

(Ibagué, febrero 16 de 2017) La teoría es muy importante. La crítica también. Es más: Son elementos fundamentales, para decirlo de alguna manera. Pero, no es suficiente para transformar la realidad. Es como el que ara y ara pero nunca siembra, dice Platón. 

Quizás nos hemos quedado en criticar por criticar, de una manera bien simpática: Todo lo que haga el otro es digno de censurar y todo lo que hago yo es perfecto. Así las cosas, lo que salga mal es por culpa del otro y lo que salga bien es por mi capacidad y prodigio. 

La tesis es que el revolucionario marxista – leninista no puede aceptar esta concepción, por cuanto es dogmática y metafísica. Es más: No consulta con el plan estratégico "del comunismo. 

La batalla ideológica, que bien la dimensionó el comandante Fidel Castro, no es de poca monta. No es fácil digerirla. Se hace más compleja cuando  la distanciamos de la práctica. Realmente no se le encuentra ni pies, ni cabeza. 

Los apologéticos de estas teorías se han inventado el concepto de "intelectual" y a la sombra de éste, han montado toda una parafernalia para significar que deben existir unos que dicen y otros que hacen. Esos "intelectuales" deben estar en pared de cristal, suite bien perfumada y con el sabio deber de solo decir qué hacer.  Ellos no van a la barricada. Ellos no visitan la Colombia profunda. Ellos no se reúnen con la base. Se han auto concientizado que ellos deben estar allá arriba, entre las nubes. Entonces, se hacen los intocables. Su palabra es la ley inmodificable. 

Mezclan la miel con la pomada y eso le da un producto: "Profesionales de la revolución". Hay un amigo que lleva casi 30 años en el Sena. Vive de dictar clases y reunir mucha comunidad. Pues ni corto ni perezoso se considera profesional de la revolución. Incluso, en cierta oportunidad propuso que el Partido debería ser orientado por el Sena. Es más: Que el Partido debería estar a merced del sindicato del Sena. Más claro: Este sindicato debería orientar al Partido. 

¿Por qué se dan estas situaciones? Seguramente hay muchas causas. Sin embargo, me parece que la causa fundamental es el distanciamiento entre la teoría y la práctica. Nos quedamos teorizando en el aire, no aterrizamos y eso nos lleva a conclusiones de esta naturaleza. 

Yo admiro la ciencia, el conocimiento, la academia. Soy profesional. Pero, me parece que para ser profesional de la revolución no es exclusivamente porque voy a la universidad y adquiero un título. El título por sí, no me hace profesional de la revolución. Hay valores que quizás no se aprenden en la universidad, sino que se aprenden al calor de la praxis. La honradez, la conciencia social y de clase, el compromiso con un proyecto estratégico, la capacidad de asombro, la coherencia. ¿Quién va a la universidad a hacer un semestre o dos de coherencia? 

Ahora, ¿para qué planteamos estos devaneos? El propósito básico es unir. Romper esquemas excluyentes de intelectuales y no intelectuales. Acercarnos. Fortalecernos y dinamizar dialécticamente el binomio: Teoría – Práctica. Fidel Castro le salió al paso a estas concepciones idealistas afirmando que todo ser humano es intelectual, porque tiene intelecto. Quiero decir que para ser profesional de la revolución no necesariamente tiene que ser un académico o universitario. Manuel Marulanda Vélez fue un profesional de la revolución y no fue universitario, por ejemplo. Tampoco quiero desconocer el papel de los intelectuales, el esfuerzo heroico que muchos han hecho, hacen y harán en este duro pero emocionante proceso revolucionario. Lo que sucede también es que se atraviesan intelectuales e intelectualoides, otra discusión que hay que dar en el marco de la unidad, la tolerancia y la participación. Un intelectual es la persona que va a la universidad porque quiere aprender para ser más persona en función social y el intelectualoide es aquel que va al claustro solo por un título para creerse superior a los demás. ¿Cuál es nuestra conducta?

En las noticias ha quedado la última marcha de las FARC-EP, en que 6.500 guerrilleros marcharon hacia las 26 zonas veredales en que se concentrarán en la transición hacia la vida civil. Desde las profundidades de Argelia, Cauca, y seguidos de cerca por observadores de la ONU, salieron en dirección a la zona veredal de Buenos Aires (Cauca) los miembros del Frente 60 de las FARC-EP, "Jaime Pardo Leal". El cariño de la comunidad, cuando salieron el 29 de Enero del 2017 quedó plasmado en un video hecho por lugareños, en el cual sin miedo, hablan y expresan su agradecimiento a una organización que sienten como una parte importante de su mundo. En el video se ve a la comunidad saliendo a su encuentro, a abrazarlos, despedirse, con globos, con llantos y con risas, recibiéndolos con carteles en los que se leen cosas como la siguiente: "Guerrilleros de las FARC-EP, Frente 60 Jaime Pardo Leal. Gracias por estos 52 años de lucha armada en defensa del pueblo colombiano"[1], imágenes que recuerdan a las del escándalo montado por los medio en el Conejo, La Guajira[2]... El sentimiento no es ni exagerado, ni está ensayado: la sinceridad de las expresiones de afecto y cariño, espontáneas, directamente del corazón, son sobrecogedoras, tanto en Argelia como en el Conejo. Esa simbiosis de insurgencia y comunidades campesinas que se dio en tantos años de convivencia desmiente, una vez más, el mito de una insurgencia sin base social de apoyo. Las montañas de Colombia siempre fueron, en realidad, una alegoría de estas comunidades dispersas en todo el país.
Uno de los dirigentes campesinos que habla primero en el video, dice que siente nostalgia... nostalgia porque ya no estarán. Pero también hay mucha incertidumbre en la comunidad y muchos campesinos temen que el Estado arremeta en contra de las comunidades, militarice y practique una represión inclemente con los campesinos. Esta tendencia se está ya empezando a ver desde hace poco más de un año, en que el gobierno ha dirigido una agresiva política anti-narcóticos hacia esta región, en la cual la comunidad ha dependido del cultivo de la coca desde la crisis cafetera de comienzos de los 1990. Es por ello importante mantenerse alerta para denunciar cualquier intento de reprimir a los campesinos y dar solución militar a un problema que es eminentemente político. Que las FARC-EP hayan renunciado a la política con armas, no significa que el Estado haya renunciado a la política con armas: eso jamás hay que olvidarlo. Hoy, la única defensa que tienen las comunidades es su propia organización y la defensa a ultranza de su autonomía.
Las agresiones recientes en medio del cese al fuego de las FARC-EP
En Argelia, desde finales de Octubre del 2015, mientras la insurgencia de las FARC-EP se encontraba en pleno cese al fuego unilateral, con la excusa de operaciones antinarcóticos, se comenzó a vivir la militarización del territorio, al que el ejército jamás su hubiera atrevido a ingresar con este movimiento guerrillero activo. Esta situación ha causado gran ansiedad y zozobra en la población. Valga aclarar que estas agresiones se están viviendo en todo el territorio colombiano, no solamente en el Cauca –también en Putumayo, en el Catatumbo, por nombrar algunos de los casos más sonados.
El miércoles 18 de Noviembre, militares del Batallón de Contraguerrillas Nº 37 Macheteros del Cauca y del Batallón de Infantería Nº 56 "Coronel Francisco Javier González", adscritas a la XXIX Brigada del Ejército, ocuparon militarmente la vereda El Encanto, en Argelia, Cauca, para adelantar tareas de erradicación forzada, acosando y violentando a la comunidad. Las acciones se dirigieron de manera específica en contra de miembros de la Asociación Campesina de Trabajadores de Argelia (ASCAMTA), adherida a Fensuagro. Entre otras cosas, los pobladores mencionaron que los soldados amenazaron con volver a traer a los paramilitares a la región, en donde aún se recuerda el dolor con el que enlutaron a la comunidad en su paso por esa región durante la década del 2000, gozando de todo el respaldo de la fuerza pública, hasta que fueron expulsados por la resistencia de la comunidad y la confrontación con la insurgencia.
Al día siguiente, 600 erradicadores, apoyados por soldados del Batallón de Alta Montaña Nº 3 "Rodrigo Lloreda Caicedo", Batallón de Artillería Nº 3 Batalla de Palacé, Fuerzas especiales y antiterrorista Nevada, llegaron aplicando una fuerza descomunal, ocupando casas y el centro comunal de los corregimientos de El Mango, Sinaí y La Belleza. Las protestas de la comunidad fueron respondidas a fuego, gases, golpes y piedras. A raíz de estas acciones se desplazaron unas 80 personas, y hubo un muerto, asesinado por las balas del Ejército, el campesino Miller Bermeo Acosta (20 años). Hubo también varios heridos de diversa consideración: José Iván Mosquera Bambague, Eduard Arvey Jaramillo Sánchez y Carlos Andrés Ordóñez Galíndez (de 15 años de edad) en la vereda de La Mina; Jhonny Males Gómez (herido de bala), José Wilson Yonda (herido de bala) y Humberto Cadena Morales en la vereda de La Mina. Estos son los casos de mayo gravedad, pero se reporta que el total de heridos superó los 15. Todos estos crímenes permanecen en la más absoluta impunidad.
La situación siguió tensa: el día 1º de diciembre del 2016, según denuncias de la misma comunidad, tres soldados profesionales habrían intentado violar a dos niñas en Bujío, corregimiento de El Mango. Un transeúnte, que pasaba justo cuando se estaba produciendo este hecho, logró evitar que el grotesco crimen se consumara. Cuando miembros de la comunidad fueron a protestar al campamento militar, fueron repelidos a bala por los uniformados, según difundiera una comunicación pública[3].
El 19 de Marzo del 2016, la situación siguió escalando: ese día aterrizan dos helicópteros en el poblado de Sinaí, en Argelia, de los que descienden un grupo de policías fuertemente armados, con material de guerra, que comienzan a agredir a la comunidad y allanar casas. La comunidad salió a detenerlos y confrontarlos, pues según denuncias de la comunidad, habían llegado a robar dinero a las casas. La comunidad les logró arrebatar parte del dinero que se estaban llevando, así como algún material de guerra. En este operativo, se distinguió un uniformado encapuchado, al que la comunidad luego reconoció como un provocador infiltrado que había estado en la protesta en que había muerto Miller Bermeo[4].
En base a este historial de agresiones de las autoridades, y gracias a la respuesta firme y organizada de la comunidad, se logró establecer una mesa de interlocución (MIA) con el gobierno, convirtiéndose así Argelia en el único municipio que logró tener una MIA propia, lo que es testimonio de los niveles organizativos de esta comunidad. Se realizaron algunas reuniones, pero hasta la fecha no se ha avanzado en la negociación de las condiciones dignas para adelantar programas de sustitución viables. Todavía están esperando que comience el trabajo para ellos presentar su plan de vida y desarrollo alternativo.
La comunidad exige respuestas y tiene propuestas
Pero en esa espera, y en momentos en que se organizaba el movimiento nacional de campesinos dedicados al cultivo de la coca, la amapola y la marihuana en el país (la COCCAM), en el cual participaron activamente las comunidades de Argelia[5], el gobierno apareció con un acuerdo entre éste y las FARC-EP para la "sustitución voluntaria", aunque de voluntaria tiene bien poco, pues el gobierno se reserva el derecho a la erradicación forzada en caso de que los campesinos no acepten. O sea que más bien es un poco de maquillaje a la vieja política de la erradicación forzada, aunque en este caso el garrote largo viene de la mano con una zanahoria chiquita. Esa zanahoria es el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos (PNIS), un programa de intervención en más de 40 municipios, en un área de 50.000 hectáreas, en un año, con la participación de las FARC-EP. El presupuesto de este programa es de $1.000.000.000.000 (U$340.000.000), el cual se divide en montos de $10.000.000 anuales para proyectos productivos por familia. La capacidad real del gobierno de financiar estos programas sigue en veremos.
El programa es visto con mucho recelo por las comunidades, que argumentan que estaría en contradicción con el espíritu original de lo negociado en La Habana. Ciertamente, este programa refleja el giro conservador que tuvo la renegociación después de la derrota del acuerdo original en el plebiscito del 2 de Octubre, renegociación que se desarrolló a espaldas de las comunidades[6]. En el enfoque que queda reflejado en este nuevo acuerdo, se sigue entendiendo la cuestión de los cultivos ilícitos como un asunto meramente individual de los cultivadores, desconociendo que hay comunidades completas que dependen de la coca –aun quienes no la cultivan ni la procesan... en regiones enteras el comercio, los transportes, hasta la provisión de servicios y la infraestructura dependen de la coca. Para estos campesinos, la coca no significa el mismo flagelo del que se habla en los centros urbanos del mundo; para ellos la coca significa la diferencia entre una pobreza digna, o una miseria absoluta. La coca ha sido la única garantía para hacerse de los servicios elementales que el Estado no es capaz, ni tiene la voluntad, de garantizar a los ciudadanos. Los tiempos tampoco reflejan una comprensión real de la problemática a tratar: el tema de los cultivos ilícitos lleva décadas y cualquier estrategia de intervención constructiva requiere de estrategias de largo plazo en el cual se vayan dando pasos graduales. Pero no, el gobierno espera que en un año los campesinos sustituyan los ilícitos, cuando en esos plazos el gobierno es incapaz de ofrecer una estrategia de sustitución viable. Cuesta creer que piensen que esto es una estrategia viable. Este acuerdo sigue convirtiendo en el centro del "problema" al campesino, sigue criminalizando a la mata y al cultivador, e ignora los múltiples niveles del problema, así como el hecho de que una solución a largo plazo requiere un diálogo no sólo con los campesinos, sino con la comunidad internacional, que debe replantearse una vía fracasada como es la criminalización.
Así las cosas, el gobierno sigue empeñado en diseñar políticas antidrogas destinadas al fracaso. O mejor dicho, a un fracaso relativo, pues la represión golpea al campesino y a los sectores más vulnerables de la cadena productiva, pero beneficia a los eslabones más fuertes en esa cadena, los tentáculos financieros y las mafias, que son los grandes ganadores de la política prohibicionista. Con el estrepitoso fracaso que se vaticina para esta política, se terminarán de caer dos mitos: aquel, repetido hasta la saciedad por la prensa amarillista y que pasa por verdad ante los desprevenidos, pese a no tener ninguna base objetiva, de que las FARC-EP eran el "más grande cartel del mundo"; el otro mito, igualmente sin fundamento, es aquel de que los cultivos ilícitos se debían al conflicto y a la presión de la insurgencia sobre los campesinos y que sin FARC-EP, no habrá problema de drogas.
Lo curioso de todo esto, es que el mismo gobierno que criminalizaba cualquier tipo de simpatía de los campesinos con la insurgencia, hoy les exige obediencia ciega a ella. Se equivocan en pensar que el movimiento campesino son marionetas. Como hemos visto, los vínculos afectivos en muchas regiones, así como lazos políticos sólidos entre las comunidades y la insurgencia son innegables: sin embargo, el movimiento campesino es autónomo, lo es ahora y lo ha sido siempre. Cualquier decisión que afecte a los campesinos debe ser consultado directamente con ellos, y los acuerdos que hayan alcanzado gobiernos e insurgencia, pueden servir como un referente, pero jamás serán la última palabra. La negociación para terminar el conflicto armado con la insurgencia de las FARC-EP no significa que el gobierno pueda pasar por encima de los campesinos, quienes se harán respetar a cómo sea de lugar. Tampoco esto significa que en determinadas regiones, por causas históricas o de otra índole, no pueda haber mesas que dialoguen sobre los aspectos particulares de determinadas políticas. Así, tanto la COCCAM como las MIAs siguen siendo herramientas válidas de interlocución y deliberación para las comunidades campesinas que el gobierno no debería seguir ignorando o enfrentando por la vía represiva. Esta actitud y la determinación de las comunidades de no dejarse avasallar, señalan por donde vendrán los primeros conflictos del supuesto "post-conflicto".
El reguero de sangre y lo que se viene
Y en medio de toda esta incertidumbre, los campesinos en Colombia ya ven, uno tras otro, como van cayendo "en medio de la noche y niebla" los dirigentes comunitarios y campesinos. No pasa un día prácticamente en que no haya un ataque, mortal o fallido, a un dirigente popular de base[7]. Parece que los paramilitares han aprendido la lección y no van detrás de víctimas de "alto valor", utilizando la jerga militar: pese a que se dice que se puede repetir en el post-conflicto el caso de la UP, lo que ahora se está viviendo es algo diferente. No creo que vayan a atreverse a golpear a la dirigencia de izquierda afín al proyecto de las FARC-EP, para evitar un escándalo internacional; tal parece que no les interesa golpear a intelectuales, o a candidatos, como fue en el caso de la UP en el período del 1986 hasta bien entrados los '90. Tal parece que lo que busca la nueva ola de terror, es golpear a las bases sociales que podría tener ese proyecto, a dirigentes comunitarios, a las organizaciones campesinas, a la mera base. Así, buscan dejar cualquier proyecto alternativo como un cascarón vacío. En Argelia también se respira este temor y se ve con preocupación que en muchos territorios que ha abandonado las FARC-EP, está entrando de manera campante el paramilitarismo, sin que nadie les perturbe la digestión.
No es que el gobierno no tenga capacidad de hacer algo ante este fenómeno o que no haya "previsto" este escenario que, en realidad, todo el mundo veía venir y se advirtió hasta el cansancio[8]. Es que en realidad al gobierno no le interesa y nunca le ha interesado la seguridad de las comunidades. La única violencia que el gobierno ha combatido, es la violencia subversiva –cualquier otro tipo de violencia le es indiferente, o la aprueban incluso veladamente. En eso, la oligarquía colombiana sigue replicando la máxima atribuida al sicario conservador del Valle, el Cóndor, cuando formaba grupos paramilitares con delincuentes comunes sacados de las prisiones en la década del '50: "el único crimen", decía, "es oponerse al gobierno. Lo demás son pendejadas".
Los campesinos temen a lo que puede pasar. Temen al ingreso de bandas criminales, paramilitares y del propio ejército. Temen a que si empieza a correr la sangre campesina en su territorio, el carnaval del post-conflicto no repare en esas "pendejadas". Mientras muchos analistas aplauden el desarme de las FARC-EP, en Argelia hay una ansiedad incomprensible para un país que se acostumbró en ver en los insurgentes al "coco" que conocían solamente a través de notas de prensa tenebrosas. Ese era el mismo país que se escandalizó cuando los guerrilleros farianos se tomaban fotos en el municipio del Conejo en La Guajira: desconocen la Colombia "profunda", y por eso creen que era algo aberrante, cuando es la norma en el trato de la insurgencia con la población civil en incontables casos. Para comunidades como la de Argelia, la insurgencia eran, sencillamente, los "muchachos", los que siempre estuvieron ahí para apoyar una asamblea comunitaria, para poner orden ante los desmanes, para defenderlos de la agresión estatal, para defender lo único que, como hemos dicho, les garantizaba un sustento relativamente digno después de la caída del pacto cafetero en 1989 –la coca.
La comunidad de Argelia está a la espera a ver qué pasa. El gobierno puede ignorarlos, como lo ha hecho hasta ahora, con su tendencia histórica al incumplimiento: incumplimiento a los reclamantes de tierra, incumplimiento a los cocaleros, incumplimiento a los campesinos, incumplimiento a los transportistas, y ahora también incumplimientos a los guerrilleros. Incumplimientos para dar paso luego a arrebatos represivos –después de todo, la arquitectura represiva del Estado se perfecciona con el nuevo código de policía[9], mientras en el presupuesto, el sector militar aumenta, preparando la capacidad material para la "conquista" bélica de los territorios dejados por la insurgencia[10]. Esto último ha sido denunciado por dirigentes comunitarios de Argelia, que han señalado que detrás del hostigamiento contra los cocaleros está la intención de desplazarlos para facilitar la extracción minera a gran escala: existe conocimiento de que en el sector de La Belleza se busca extraer cobre y oro. Para negociar, la comunidad argeliana ha dado bastantes muestras de su buena disposición: está en manos del gobierno evitar que las esperanzas de la paz terminen teñidas de rojo. La comunidad de Argelia no tiene más que su propia organización, su propia reserva moral, su propia experiencia de lucha, su propia unidad, para enfrentarse a estos peligros. Pero también cuenta con la solidaridad activa de muchas personas. Todos debemos estar vigilantes, rodear a estas comunidades, no abandonarlas, a fin de evitar que este escenario se materialice. Hoy todos debemos ser Argelia.
José Antonio Gutiérrez D.
13 de Febrero, 2017


Imprimir EmailPor J. Manuel Arango C.

Feb 3/16.- Proveniente "del más allá", de algún sistema intergaláctico dislocado por ahí; una extraña figura que compararla con el ornitorrinco sería lo más "piadoso" humanamente hablando y un insulto a ese precioso animalito, ya que este posa de humanoide con arrebatos e ínfulas humanas; pero dizque con poderes sobrenaturales solo por el poseídos que le dan el don de gritar, regañar, calificar, matonear y meter su cochino hocico donde no le llaman; igual que los imperialistas humanecos en la soberanía nacional de otros países. Suena novelesco, pero si en algo se le parece a la fatídica realidad de alguien con sed de poder en locombia contra las porciones de tierra a su alrededor

descalificando a sus ciudadanos, es solo purita casualidad; que no debemos dejar pasar por alto; ya que nos invaden, nos invaden, ¡ojo, pelao!!!

Forzosamente en una de mis noches de insomnio, tuve que escuchar el estrepitoso hocicoterrizaje como proveniente del ciberespacio no sé si lunar o el de los alunados, profanando mi más sensible y diáfano sentido del escucha terrenal con palabras de muy grueso calibre como las de "vargoidecos" "lleroidecos" "ñampirodecos"...exigiendo a los terrecos que se le pasaran por el camino; la presencia de un humanoideco asimilar a su especie y es cuando emerge como por arte de magia, uno tanto en vocabulario como físicamente, quien para comprobar su parecido y aceptación, solo atinó a decir: "venecos" y seguro que en adelante dirá: Ecuatorecos, Bilibiecos, Sandinecos etc

En medio de mi angustia por lo que oía y cansado, me quedé dormido y tener un científico sueño, donde pude ver casi que aprender, como los visitantes, extraterrestres en un laboratorio terrenal por allá en Gringolandia; posterior a un trabajo de adaptación cerebral a su doble terreco aquí en locombia, haciéndole parecer sufrimientos por un "tumor cerebral" lo intervienen quirúrgicamente no para extirpar tumor alguno, sino para implantarle un microchip en su cerebro e implementarle una matriz que le hicieron repetir todo el resto de esa noche, que algo recuerdo decía: "no al castrochavismo; nada de bolivarianismo, comunismos o socialismos, luchas sociales, nada de defensa de los derechos humanos etc. en el planeta terrenal.

A partir de ahí el pobre y miserable terrenaco, creyendo encarnar física y agresivamente la voluntad del invasor supra espacial en nuestra galaxia; sin reparo alguno a como se deben comportar las personas con algo de "sesos" en la cabeza y no aserrín, ni hocico en lugar de boca para hablar y no chillar; denominó a los Venezolanos como "venecos" a sabiendas -claro que ya con ese microchip cuando le extirparon el tumor cerebral-, que Los "Venecos" son aquellos venezolanos de origen colombiano, lo cual representan el 37% de la Población Venezolana" https://www.taringa.net/post/info/16817369/Por-que-a-los-Venezolanos-les-dicen-Venecos.html lo que quiere decir, que el tiro le salió por la culata, ya que atacó fue a sus propios connacionales justo de quienes espera el votico próximamente y que de ñapa, siendo el coequipero del gobernó nacional de mi querida locombia, sigue metiendo las escarba caca, diciéndole a su par en Venezuela, "patán" por haberle pedido respeto para con los suyos y denominarlo como le corresponde. Que cerdo en el actuar muy parecido al de un físico por allí, pero es otro parecido por casualidad..., no lo tome a mal.

Conocimientos extraterrestres en laboratorios gringos?

Es preocupante claro está para los terrenales, ya que se comentan en "archivos clasificados ..." que muchos extraterrestres se vararon en suelo de nuestro sistema planetario, habiéndolos tomados prisioneros el perfeccionista e imprescindible facho Adolf Hitler y seguidores de su fanatismo o imitadores como Benito Mussolini o los falangistas españoles en cabeza de Francisco Franco; haciéndoles prisioneros en fuertes bunkers que además de seguridad eran laboratorios de investigación y creación de nuevas cositas por ahí; por lo que el Hitler podía llevar a cabo grandes hazañas y cada vez por mas partes del mundo sin tanta dificultad; como la que si tenían grandes potencias, con grandes juntas militares y ejércitos incondicionales; pero que esos extraterrestres, podrían haber terminado con la "desaparición" de Hitler, en manos de Gringolandia allá en el pentágono y de la cia.

¿Acaso esa sea la razón para existir ciertos humanos como con otra clase de ADN distinta a la de la humanidad tendiendo a parecerse cada vez mas a esos ocupantes e inspiradores del fascismo, el rascismo y contra todo tipo de libertades democráticas, soberanía nacional y el derecho a la autodeterminación de los pueblos en nuestro planeta terrenal?

El imperio y las monarquías en medio de su hecatombe, igual que fiera moribunda se revuelca y chilla a como sea, con tal de sobrevivir; colocando sus títeres donde sea y como sea y esas marionetas con tal de servir al amo, no solo besándole el pie y las rodillas... para que éste como Hitler, el "mesías" terrenal, el que podía exterminar a la humanidad bastando para su ejecución, que alguien le mirara al rostro, pensara, opinara y actuara sin su permiso; como se inicia en la locombia querida, con la aplicación del nuevo código de policía nacional y los aspirantes a la casa de narqauiño que para ganar adeptos, se van con toda contra gobernantes y formas de gobierno alternativas en la región de manera déspota e insultante.

Currículo en marcha y Enredos con la justicia terrenal... ante el visitante opresor

Como buen robot, el espécimen pro presidenciable en un lugar del mundo, regresó a su país locombia y haciendo objeto del más cruel y canallesco matoneo a una débil mujer gobernante de otra fracción menor terrenal, por no acceder a cuanto capricho se le viniera en gana; ante los grandes medios de la desinformación, los amarillistas, sensacionalistas y cajas de resonancia del opresor –donde no está CLARIN de Colombia y otros cuantos mas- pidió a las autoridades terrenales investigar a la dama esa por "corrupción" justamente él, un personaje como dicen por ahí: "con rabito de paja", que no me consta, pero cuando el río suena, los artistas se ahogaron, dicen también por ahí.

En el año 2.012 la prensa de la misma burguesía titulaba: "Comienza investigación a ....l" y por paramilitarismo cuando era min vivienda. En víspera elecciones plebiscito por la paz en locombia, el parecido al visitante afirma que tiene serios reparos contra la Justicia Transicional de Paz -JEP-, haciendo así un guiñe a favor de los uribestias del no a la paz. Y en lo mas reciente, ya mucho se murmura de su vinculación a los sobornos dados por Odebrecht firma de otro pedacito terrenal, para "ganarse" suciamente, las licitaciones y con ellas los miles de millones mal habidos para los bolsillos de la corrupción y como en el caso de un préstamo del Banco Agrario apenas por la bicocaita de 120 mil millones de pesitos a la misma Odebrecht y como si fuera poco el descaro de ésted tarado, la emprendió a golpes contra un funcionario de su misma seguridad

Es ahí donde siendo muy poca muestra de similitud al visitante conforme a lo requerido para poderse personificar en la tierra a través de un humanodeco; el que morbosea con parecérsele mucho a él -y ojala nadie más esté en este azufrezco concurso de sanguijuelas-; ni corto ni perezoso, la arremetió con toda contra una minúscula pero bravía patria terrenal, denominando a sus mortales como "venecos"; considerando que este falso "nacionalismo" le dará los votos necesarios para ungir como el súper P... en las hediondas y cochinas elecciones presidenciales, olvidando además como futuro "estadista" que es necesaria la táctica antes que la estrategia misma; por lo que terminó hiriendo y con puñalada baja a muchos de sus mismos seguidores quienes de inmediato se le retiraron de su inmunda campaña proselitista que sin iniciar, huele, hiede a sanguijuela de alcantarillas....y comienza agonizar.

Alienígenos y terrenales

Los alienígenos nos invaden y como sea, se desquitarán por la retención de sus pares en alguna parte de la galaxia desde donde estarían inspirando a humanoides posando de humanos en la parte terrenal que compiten por el poder a como sea también; teniendo que jugar como siempre de manera sucia "sin importar los medios sino el fin", pero siempre sujetos quedara a merced del extraño visitante que con cuerpo como el ornitorrinco.

Es que todo sigue asemejándose en mucho a situaciones diversas en la historia de las especies: Una Gringolandia poblada de altos, perezosos mandíbulas largas y de manos inquietas con lo ajeno; financiando campañas sucias para que sus marionetas se muevan al compás del aire puerco y huracanado que deja el invasor ciberespacial. -El primero terrenal, para que su títere incondicional asemejado al visitante; haga su trabajo sucio más allá de la frontera, pretendiendo deponer gobernantes demócratas en la región; y la -segunda, que de ser cierto lo de extraterrestres en nuestro sistema espacial y galáctico; con sus conocimientos, el mismo "súper gendarme del imperio terrenal, le quedaría en pañales luz ante su poder, y toda nuestra especie casi que sin amo ni redentor. ¡¡Ojo pelao, papá!!!!!

J. Manuel Arango C.

Director

CLARIN de Colombia

www.clarindecolombia.info

Por: Miguel Suarez (2017-01-20). Como ya es costumbre Colombia se encuentra inmersa en otro escándalo por robos al erario publico bajo la complicidad de altos funcionarios del estado que tratan de ocultar a los verdaderos beneficiarios del robo.

El robo esta vez se llama Odebrecht y allí el Fiscal General Nestor Humberto Martinez esta jugando un importante papel en la defensa de los ricos.

Nestor Humberto Martínez, conocido como el abogado de los ricos, comenzó bien temprano a realizar el trabajo para que lo nombraron, buscar impunidad para los ricos y especialmente para aquellos que se han lucrado de la guerra.

El temor del pueblo colombiano ante el nombramiento de este hombre como fiscal general, precisamente cuando entra a funcionar la Jurisdicción Especial Para la Paz ante la cual, después de unas supuesta investigaciones de esa fiscalía estas deberían pasar a la Jurisdicción Especial a donde debería rendir cuentas “todos quienes participaron de manera directa o indirecta en el conflicto”, es que este se preste para buscar la impunidad para sus clientes, lease Sarmiento, Ardila Lülle, Santo Domingo, Gillinski, Carlos Mattos, etc, etc, cuyas fortunas han crecido a la sombra del terrorismo de estado como crecen las sombras cuando cae la noche.

Al estallar el escándalo sobre la apropiación ilegal de tierras por los gruposArdilla Lülle, Grupo Santo Domingo y Sarmiento Angulo, en el año 2013, a Nestor Humberto Martínez le encargaron legalizar la adquisición de baldíos en favor estos “exitosos” empresarios, asesorados por abogados sofisticados como Brigard y Urrutia, firma de abogados sofisticados donde uno de los genios esta involucrado en la muerte de una niña indígena hija de pobres.

Para legalizar el delito, tanto Brigad y Urrutia como Nestor Humberto Martínez trabajaron juntos en la elaboración de un fraude conocido como Ley Zidres.

Hay que decir que muchos de los exitosos empresarios favorecidos por las Zidres están pertrechados en las empresas ingenios del Cauca, Ingenio Pichichí, Ingenio Providencia, Ingenio San Carlos; entre las multinacionales esta Pacific Rubiales, Ventana Gold, Medoro Natural Resources; y del sector asegurador MF Global, Mapfre Seguros, sus clientes.

El resultado fue la ley Zidres que fue aprobada una vez Martínez asumió como el “superministro”.

Respecto a la jurisdicción especial para la paz, en una de las primeras declaraciones de Nestor Humberto Martinez como Fiscal, el abogado de los ricos monstro el cobre cuando dijo: “aquellos empresarios que por fuerza de la coacción, por fuerza de la extorsión y el chantaje contribuyeron con la financiación al conflicto armado en Colombia no están obligados a comparecer a ninguna jurisdicción”.

O sea que los exoneraba y muy olímpicamente los quería sacar de la Jurisdicción Especial para la Paz, especialmente a sus clientes.

Ahora como consecuencia del escándalo conocido como Odebrecht, su parcialidad a favor de sus clientes o jefes vuelve a colocarse en entredicho.

Una de sus empresas de Luis Carlos Sarmiento Angulo, Estudios y Proyectos del Sol (Episol), es la principal socia de Odebrecht en dos casos de soborno que ya aceptaron la empresa brasileña y el viceministro Gabriel García Morales, uno de los capturados.

Estudios y Proyectos del Sol (Episol), es una de las compañías del Grupo Aval (el grupo económico de Sarmiento) que tiene casi una de cada 5 concesiones viales del país. Es aquí importantes resaltar que los Santodomiengo, como los Ardila Lulle, clientes de Nestor Humberto, pasaron muy rápidamente de ser banqueros o “bancoterroristas” como los denominan en Colombia, a ser finqueros, constructores y hasta controlan casi todos los peajes del país.

El crecimiento de la fortuna de Luis Carlos Sarmiento Angulo debido a sus negocios o negociados ha sido tan acelerado que algunos lo llaman el Rey Midas, del cual se decía que en los dos últimos años del desgobierno, de Álvaro Uribe Vélez, los mas duros del terrorismo de estado, triplico su fortuna pasando de 1.500 millones de dólares a 4.500.

Y tal parece que los negocios le han seguido funcionando igual ya que al año 2015, antepenúltimo de Santos, su fortuna oficial se estimaba en 13.900 millones de dólares.

En un articulo titulado “Fiscal favorece a Sarmiento Angulo”, publicado por el diario el Espectador, su autor Alberto Donadio relata: “Al anunciar la captura del exviceministro de Transporte Gabriel García Morales e informar que se había comprobado el pago de sobornos por parte de Odebrecht, el fiscal Néstor Humberto Martínez señaló que lo hacía “con verdadera indignación de colombiano” pues “se trata éste de un muy grave caso de corrupción pública en Colombia”.

El fiscal precisó: “La Fiscalía tiene evidencia que el señor García exigió la suma de 6,5 millones de dólares para garantizar que Odebrecht fuera la firma adjudicataria de la Ruta del Sol 2 excluyendo a otros competidores”.

Pero a renglón seguido Néstor Humberto Martínez (NHM) hizo un anuncio que despierta una indignación todavía mayor. Indicó que Odebrecht solicitó ante la fiscal de conocimiento un principio de oportunidad para colaborar con el proceso y obtener inmunidades. NHM agregó que la Fiscalía condicionó el principio de oportunidad al pago por parte de Odebrecht de 11 millones de dólares, suma igual a los sobornos que esa organización criminal brasilera repartió en Colombia. El principio de oportunidad implica que la Fiscalía suspende la acción penal y luego renuncia a ella”.

Ojo aquí “El principio de oportunidad implica que la Fiscalía suspende la acción penal y luego renuncia a ella”

Por el escándalo han sido capturados uno o dos supuestos peces gordos, pero nada se dice de “honorables” personajes como los Sarmiento Angulo cuyas empresas Episol y Corficolombiana, se quedaron con el 33 por ciento del proyecto la Ruta del Sol y otros de los contratos conocidos como 4G, proyecto bandera de Santos.

Muy extrañamente y por razón que se supone es encubrir a los socios de los Sarmientos, Odebrecht, dos semanas después de que se iniciara el escándalo (21 de diciembre 2016), Nestor Humberto Martinez, en los primero días de enero (2017) salio ante la prensa a decir que en el contrato para la supuesta recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, no había indicios de irregularidades.

O sea que Odebrecht y consecuentemente sus socios, pagaban sobornos en unos contratos y en otros no.

Como lo denuncia el articulista, lo que se ve, es que el Fiscal Nestor Humberto Martinez, que en su posesión juro luchar contra la corrupción y el delito, refiriéndose al robo de teléfonos celulares, tal parece no tocara al hombre mas rico de Colombia a pesar de que el soborno pagado al exviceministro de Transporte Gabriel García Morales benefició directamente a las empresas de Sarmiento Angulo, su cliente.

Resulta por lo demás llamativo el silencio de los periodistas colombianos, que sabiendo, como saben de la vinculación con este robo al erario publico de este grupo financiero ahora “constructor”, guardan el mas sepulcral silencio muy seguramente gracias al terror de perder su bien pagada labor, y para exonerarlos de culpa hay que resaltar que los Sarmientos, ademas de banqueros, finqueros y constructores también son comunicadores y que el ahora fiscal a sido defensor de los intereses de los canales privados de comunicación RCN Televisión y Caracol Televisión.

Pero también hay que decir que hombres como los Sarmientos financian presidentes y apoyan el nombramiento de Fiscales como este.

Las ultimas noticias referente a la implementación de la Jurisdicción especial para la paz, cuenta que este “honorable” Fiscal busca que haya modificaciones en lo acordado entre la guerrilla y el gobierno, seguramente para cubrir a sus clientes, no hay que olvidar que Salvatores Mancuso declaró que Postobón y otras empresas los financiaban.

Como se ve en este rápido recuento es bien visible el esfuerzo del Fiscal para encubrir a sus clientes y tanto este como los medios de desinformación hoy desvían la atención hacia el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales y Exsenador Oto Bula que habrían recibido sobornos, dejando por fuera a quienes se beneficiaron mayoritariamente del robo.

Bueno, para terminar este puntos de vista, quier dejar un interrogante que podría servir de titulo a una novela de terror, ¿Se atreverá Nestor Humberto a investigar a Luis Carlos?.

 


Página 1 de 16